Guacamole con paltas

Para realizar este guacamole hay que poner en el mortero dos cucharadas de cebolla que previamente han picado, una cucharada de cilantro picado, los chiles, si es que le gustan y hay que moler hasta que se forme una crema homogénea.
Hay que agarrar las paltas y cortarlas a lo largo, por la mitad, sacar el hueso, quitar la pulpa y ponerla en la ensaladera.
En una olla que ya tendremos lista hay que poner agua y ponerla a fuego fuerte hasta que hierva.
La mezcla que realizamos anteriormente hay que ponerla en un bol y triturar todo, no al extremo, con el pisapapas.
Una vez que el agua haya hervido hay que poner el tomate unos 30 o 40 segundos, retirar, enjuague en agua fría y pelar.
Seguidamente hay que cortarlo por la mitad, en forma horizontal y exprimir cada parte.
Se debe picar el tomate y agregarlo al bol con el jugo de lima, sal, la cebolla, el cilantro y mezclar muy bien.
Es conveniente utilizarlo enseguida.

Guacamole

Esta es una receta de la tradicional salsa mexicana tan conocida que le será muy útil para acompañar distintos alimentos.

Lo primero que se debe hacer es tomar un bol y frotar su interior con un diente de ajo.

Allí luego añadiremos los demás ingredientes.

Seguidamente hay que partir con cuidado los aguacates y colocar en el bol la pulpa, y agregar la cebolla.

Hay que pisar todo muy bien hasta que parezca una especie de puré.

Luego hay que agregar el jugo de limón y el aceite, mezclando todo muy bien.

Salpimentar y agregar la salsa tabasco a gusto, meter en la heladera para conservarla y utilizarla cuando se quiera.

Vinagre provenzal

Primero hay que poner el vinagre en un recipiente con los aromas. Tapar y dejar en reposo en un sitio fresco y oscuro durante 1 ó 2 semanas.
Hay que agitar el recipiente de vez en cuando.
Se debe colar el vinagre a través de una gasa fina. Reservar las hojas de laurel y eliminar el resto de los sólidos.
Hay que pasar el vinagre a un recipiente de vidrio con tapa.
Se debe añadir una de las hojas de laurel, una tira nueva de piel de naranja y una ramita nueva de tomillo fresco.

Salsa a la menta

Primero se debe picar finamente las hojas de menta y calentar el vinagre con el azúcar, sin hacerlo hervir.
Luego hay que retirar y agregar la menta picada.
Se debe dejar reposar veinte minutos y volver a calentar.
La salsa ya está lista.

Fondue de queso

Primero hay que agarrar un recipiente especial para fondue y exprimir un diente de ajo en su interior.
Hay que incorporar el vino blanco y calentarlo sin dejar que hierva.
Se debe añadir lentamente el queso rallado revolviendo constantemente con cuchara de madera hasta que el queso se distribuya en forma pareja.
Hay que agregar, sin dejar de revolver, 2 cucharaditas de fécula de maíz disueltas en un poco de Kirsch o Gin. Retirar del fuego y condimentar con sal, pimienta y nuez moscada.
Para servir, apoyar el recipiente de Fondue sobre el calentador especial y acomodar alrededor cubitos de pan francés.

Salsa de castañas

Primero hay que hervir las castañas con las cáscaras cubiertas con leche y agregar el azúcar.
Se deben cocinar 20 minutos, escurrir y hacer un corte en forma de cruz.
Hay que ponerlas en una asadera y llevar a horno fuerte durante 20 minutos. Pelarlas y pasarlas por tamiz.
Además hay que hervir el vino durante 5 minutos e incorporar el puré de castañas la manteca, mezclar y agregar la leche caliente.
Condimentar con sal, pimienta y una pizca de canela.

Salsa de bananas

Primero hay que cortar 2 bananas al medio, ponerlas a asar muy poquito con cáscaras, pelar y cortar en pedacitos.

Hay que poner un pedazo de manteca en una sartén y cuando haga globitos, poner las bananas en pedazos, azúcar morena y un poco de jerez.

Sacar del fuego y agregar al helado de vainilla por encima.
Servir.

Salsa de hongos frescos

Primero hay que rehogar el ajo y las echalotes picados en la manteca y el aceite.
Se deben agregar los hongos fileteados y el jugo de limón. Hay que cocinarlo durante unos minutos.
Verter el vino y agregar la mostaza y la harina disueltas en el caldo.
Se debe revolver sobre fuego suave hasta que espese. Salpimentar.

Salsa de maíz

Teniendo ya la salsa base sólo hay que agregar el vino, la crema y queso rallado y el maíz.
Se debe procesar todo muy bien en la procesadora y cocinar 15 minutos hasta que se evapore el vino.

Ají de atún

Primero se debe cortar la cebolla en cuadritos, y moler los dos dientes de ajos, sofreír en una sartén con abundante aceite.
Una vez que esté cocido hay que cortar los tomates y agregar.
Hay que poner a remojar el pan de molde en la leche condensada, y terminar de cubrir con leche.
Licuar el pan cuando esté bien remojada con los ajíes sin semillas y la leche. Añadir el atún a la olla cuando los tomates estén bien sofritos y condimentar al gusto.
Cuando el guiso esté listo hay que agregar la mezcla licuada, y dejar cocinar hasta que esté espeso.

Salsa de arvejas

Primero hay que picar el puerro y cortar el jamón en tiras.
Hay que colocar una sartén al fuego con un hilo de aceite e incorporar los puerros, el jamón y las arvejas. Condimentar.
Se debe desglasar con vino blanco y dejar evaporar el alcohol.
Incorporar el caldo y finalmente la crema.

Salsa de aceitunas

Primero hay que derretir la manteca, agregarle la maicena. Mezclar bien y agregar la leche revolviendo rápidamente.
Se debe cocinar a fuego moderado revolviendo constantemente. Agregar las aceitunas picadas bien finas y dejar hervir unos 5 minutos. Condimentar.