Croissants

Lo primero que se debe hacer es mezclar todos los ingredientes secos en un cuenco, hacer en el centro un hoyo y agregar la leche. Lograr una masa suave.
Amasar sobre una superficie enharinada aproximadamente10 minutos. Dejarla en un cuenco engrasado con mantequilla y cubierto para que fermente en un lugar cálido hasta que su tamaño se duplique.
Hay que amasar la masa un minuto y dejar ablandar la mantequilla. Se debe extender la masa sobre una superficie enharinada hasta que mida 46 x 15 cm.
Hay que poner la mantequilla en el centro y con el extremo corto de la masa mirando hacia usted, doblar un tercio superior hacia el centro, plegar el tercio inferior hacia arriba y pellizcar los lados para juntarlos.
Girar para que el doblez quede a su izquierda y el pliegue superior a su derecha. Extender la masa con el rodillo hasta formar un rectángulo y volver a doblarla. Repetir el proceso de extender y doblar dos veces más.
Cortar la masa por la mitad, extender una mitad formando un triángulo de 5 mm de grosor y guardar la otra mitad en el frigorífico.
Usar la plantilla de cartulina para recortar los croissants.
Hay que untar los triángulos con el glaseado. Darles forma de croissant empezando por la base y doblando las puntas hacia dentro. Unatar nuevamente con el glaseado.
Colocarlos en una bandeja sin engrasar, dejar que dupliquen su volumen y cocinar en horno precalentado a 200º C aproximadamente 20 minutos y servir.

Budin de limon

Lo primero que debemos hacer para que este budín de limón nos quede estupendo es mantener los ingredientes a temperatura ambiente antes de hacer la preparación. Es muy importante.
Luego hay que batir la manteca con el azúcar hasta formar una crema. Agregar los huevos de a uno.
Incorporar la harina intercalando el resto de los ingredientes para que no se corte la preparación (ralladura de limón, sal).
Poner en un molde enmantecado y enharinado. Llevar a horno a temperatura media hasta que el cuchillo esté seco al sacarlo. 20 minutos aproximadamente.
Una vez que sacamos el budín del horno lo dejamos enfriar. Por otra parte realizamos el glacé que muy fácil y rápido.
Mezclamos bien el azúcar con el jugo de limón. Va a quedar una mezcla blanca espesa. Lo colocamos sobre el budín y listo!

Coquitos

Esta es una receta súper fácil y rápida. En un recipiente mezclar bien el coco rallado con el azúcar. Por otra parte batir dos huevos. Mientras hacemos esto dejamos calentar el horno a 180°. Integramos las dos preparaciones. Mezclamos y luego amasamos hasta formar una masa homogénea.
Hacemos bolitas de masa y le damos formas de cono. Los colocamos en una placa enmantecada y los metemos al horno durante diez minutos.
Sacar, dejar enfriar y a disfrutar!

Tiramisú

Lo primero que se debe hacer es poner el café en una jarrita y añadir el licor y el zumo de naranja.
Extender 8 bizcochos en la base de una fuente de servir y verter por encima la mitad del café.
Hay que poner el mascarpone en un cuenco con la nata, el azúcar de lustre y la ralladura de naranja y mezclar bien.
Extender la mitad de la pasta sobre los bizcochos empapados y colocar el resto del café y extender la otra mitad de la pasta de mascarpone. Espolvorear con el chocolate rallado y dejar en el frigorífico un mínimo de 2 horas.
Servir decorado con almendra picada, piel de naranja confitada y virutas de chocolate.

Pastel de carne y zanahoria

Lo primero que se debe hacer es saltear la carne sin aceite en una sartén a fuego vivo 3 o 4 minutos. Agregar la cebolla y el ajo y dejar 5 minutos más removiendo en el fuego.
Añadir la harina y remover un minuto más. Adicionar el caldo de carne y el concentrado. Echar el apio, una cucharada de perejil y la salsa worcestershire. Salpimentar.
Llevar a ebullición y cocinar a fuego lento 20 o 25 minutos. Poner en una fuente refractaria.
Cocinar las patatas y la zanahoria en agua hirviendo 10 minutos. Escurrir y hacer puré.
Añadir al puré la mantequilla, la leche y el resto del perejil, salpimentar. Con una cuchara extender sobre la mezcla de carne hasta cubrirla por completo.
Hornear el pastel en el horno precalentado a 190° 45 minutos, servir caliente.

Pizza de patata y pepperoni

Lo primero que se debe hacer es engrasar y enharinar un molde para pizza de 23 cm de diámetro. Hervir las patatas 10 minutos, escurrir y hacer un puré. Pasar a un cuenco y agregar la mantequilla. El ajo, las hierbas y el huevo.
Extender la masa en el molde, cocinar en el horno precalentado a 220°C 7 o 10 minutos.
Mezclar la passata y el concentrado de tomate y extender sobre la base de la pizza dejando libre un borde de 1 centímetro. Poner el pepperoni, los pimientos, los champiñones y las aceitunas sobre la capa de tomate.
Finalmente esparcir la mozzarella por encima y hornear la pizza 20 minutos, servir enseguida.

Pastelitos de patata y feta

Lo primero que se debe hacer es hervir las patatas en agua con un poco de sal alrededor de 25 minutos.
Escurrir, pelar y ponerlas en un cuenco y chafar con un tenedor o un pisapuré.
Agregar la cebolleta, el queso feta, el tomillo, el huevo y el zumo de limón, salpimentar. Mezclar.
Cubrir el cuenco con un film transparente y dejar una hora en el frigorífico.
Agarrar puñados de masa con las manos y formar bolas del tamaño de una nuez. Aplanar y pasar por harina.
En una sartén calentar el aceite y freír los pastelitos hasta que estén dorados por los dos lados. Dejar escurrir sobre papel absorbente y servir decorados por el cebollino.

Tiramisú con chocolate y cerezas

Lo primero que se debe hacer es poner el café frío en una jarra y agregar el aguardiente de cereza. Extender la mitad de los bizcochos en la base de una fuente y verter por encima la mitad del café.
En un cuenco hay que mezclar el mascarpone con la nata y el azúcar. Extender la mitad de esa crema sobre los biscochos empapados y después esparcir la mitad de las cerezas.
Extender el resto de los bizcochos, empapar con el resto del café y esparcir la otra mitad de las cerezas.
Terminar con la capa de la crema mascarpone. Esparcir por encima las virutas de chocolate y cubrir la fuente con film transparente. Dejar el tiramisú en el frigorífico 2 horas como mínimo.
Antes de servir sacarlo del frigorífico y decorara con cerezas enteras.

Tallarines al horno con setas

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 200º C. Se debe mezclar el queso fontina con la bechamel y reservar.
Hay que derretir 30 grs. de mantequilla en una cacerola y sofreír las setas a fuego suave, removiendo a veces, 10 minutos.
Llevar a ebullición bastante agua con un poco de sal en una olla, echar los tallarines, dejar que la gua hierva nuevamente y cocinar 9 minutos o hasta que estén al dente.
Escurrir, ponerlos en la olla y agregar la mantequilla restante, las yemas de huevo y la tercera parte de la salsa de queso y bechamel. Salpimentar, remover y agregar las setas.
Untar con mantequilla una fuente para horno y poner la mezcla de pasta. Repartir el resto de la salsa por encima y esparcir el pecorino por la superficie.
Hornear la pasta entre 15 o 20 minutos y servir acompañada de la ensalada variada.

Patatas indias picantes

Lo primero que hay que hacer es majar en el mortero las semillas de comino y cilantro.
Calentar en una sartén el aceite y saltear las semillas majadas junto con el cardamomo y el jengibre dos minutos.
Echar la guindilla, la cebolla y el ajo y rehogar todos dos minutos, removiendo.
Agregar las patatas y el caldo de verduras. Cocinar a fuego suave media hora aproximadamente, removiendo a veces.
Añadir las espinacas y cocinar todo junto 5 minutos.
Sacar la sartén del fuego y añadir yogur. Salpimentar a gusto. Pasar las patatas indias a una fuente y servir enseguida.

Patatas con coliflor y espinacas especiadas

Calentar el aceite en una cazuela y rehogar la cebolla y las especias, sin dejar de remover 2 o 3 minutos. Agregar el tomate y el caldo y llevar a ebullición. Bajar el fuego, tapar la cazuela y dejar a fuego lento 25 minutos.
Poner las patatas en otra cazuela, cubrir con agua y dejar que hiervan. Bajar el fuego, tapar la cazuela y dejar a fuego lento 15 minutos. Echar la coliflor y llevar de nuevo a ebullición.
Bajar el fuego, tapar la cazuela y dejar hervir 10 minutos más hasta que la coliflor esté hecha.
Mientras tanto hay que precalentar el gratinador del horno a temperatura media. Extender la almendra sobre una hoja de papel vegetal y tostar uno o dos minutos hasta que estén doradas.
Hay que vigilarlas porque se queman rápido. Ponerlas en un plato y reservar.
Echar las espinacas en la cazuela con las patatas y el coliflor y cocinar un minuto. Escurrir las verduras y poner otra vez en la cazuela. Verter por encima la salsa de tomate.
Pasar a una fuente precalentada, esparcir la almendra tostada por encima y servir acompañado de pan naan.

Patatas Bombay

Lo primero que hay que hacer es poner las patatas en una cazuela con agua fría con sal, llevar a ebullición y cocinar a fuego lento hasta que empiecen a estar hechas, pero no tiernas, las medianas requerirán unos 15 minutos.
Calentar el ghee en una sartén grande a fuego medio y echar especias, el concentrado de tomate, el yogur y sal.
Cuando empiece a hervir cocinar 5 minutos con la sartén destapada.
Escurrir las patatas, pelar y cortar en cuartos. Echar en la sartén, tapar y rehogar un instante.
Pasar la preparación a una cazuela refractaria, tapar y terminar la cocción en el horno precalentado a 180°C durante unos 40 minutos o hasta que las patatas estén tiernas y la salsa se haya espesado un poco.
Espolvorear las patatas con cilantro picado y servir enseguida.