Croissants

Lo primero que se debe hacer es mezclar todos los ingredientes secos en un cuenco, hacer en el centro un hoyo y agregar la leche. Lograr una masa suave.
Amasar sobre una superficie enharinada aproximadamente10 minutos. Dejarla en un cuenco engrasado con mantequilla y cubierto para que fermente en un lugar cálido hasta que su tamaño se duplique.
Hay que amasar la masa un minuto y dejar ablandar la mantequilla. Se debe extender la masa sobre una superficie enharinada hasta que mida 46 x 15 cm.
Hay que poner la mantequilla en el centro y con el extremo corto de la masa mirando hacia usted, doblar un tercio superior hacia el centro, plegar el tercio inferior hacia arriba y pellizcar los lados para juntarlos.
Girar para que el doblez quede a su izquierda y el pliegue superior a su derecha. Extender la masa con el rodillo hasta formar un rectángulo y volver a doblarla. Repetir el proceso de extender y doblar dos veces más.
Cortar la masa por la mitad, extender una mitad formando un triángulo de 5 mm de grosor y guardar la otra mitad en el frigorífico.
Usar la plantilla de cartulina para recortar los croissants.
Hay que untar los triángulos con el glaseado. Darles forma de croissant empezando por la base y doblando las puntas hacia dentro. Unatar nuevamente con el glaseado.
Colocarlos en una bandeja sin engrasar, dejar que dupliquen su volumen y cocinar en horno precalentado a 200º C aproximadamente 20 minutos y servir.

Pan de semillas

Lo primero que se debe hacer es poner ambas harinas en un cuenco junto con la leche en polvo, el azúcar, la sal y la levadura.
Se debe agregar el aceite, el zumo de limón y el agua. Adicionar las semillas y mezcla todo bien.
Hay que poner la masa en una superficie enharinada y amasar diez minutos.
Poner en un cuenco engrasado con aceite, cubrir con film transparente y dejar fermentar una hora en un lugar cálido hasta que se duplique su volumen.
Hay que untar un molde para pan de 900 grs. de capacidad con aceite.
Amasar la masa sobre una superficie enharinada un minuto y darle forma.
Doblar en tres la masa a lo largo y meterla en el molde con la juntura hacia abajo.
Cubrir y dejar reposar media hora en un lugar cálido.
Para realizar la cobertura hay que batir un poco la clara de huevo con el agua para lograr un glaseado.
Antes de hornear, untar el pan con el glaseado y presionar un poco las pipas de girasol o calabaza sobre la superficie.
Cocinar en el horno precalentado a 220º C media hora. Dejar enfriar completamente y servir.

Pan de aceitunas y tomates secados al sol

Lo primero que se debe hacer es poner la harina, la sal y la levadura en un cuenco y mezclar bien.
Seguidamente hay que hacer en el centro un hoyo y agregar de a poco el agua caliente y aceite suficiente para formar una masa.
Añadir las aceitunas y el tomate, amasar 5 minutos la mas ay formar una bola.
Untar con aceite un cuenco, poner allí la masa y cubrir con film transparente
Hay que espolvorear con harina la bandeja de horno. Luego amasar la masa, cortar en dos mitades y darle forma oval o circular.
Acomodarlas en la bandeja de horno, cubrir con film transparente y dejar fermentar 45 minutos hasta que se duplique el volumen.
Sobre cada pedazo de masa hay que hacer tres incisiones superficiales en forma diagonal, pintar con huevo y cocinar 40 minutos a horno precalentado a 220º C.
Poner sobre una rejilla metálica y dejar enfriar. Servir.

Pan blanco crujiente

Primero se debe poner en una jarra el huevo y la yema y batir ligeramente.
Hay que agregar el agua tibia suficiente para lograr 300 ml. Remover.
Luego hay que poner en un cuenco la harina, el azúcar, la levadura y la sal y trabajar con las manos hasta que parezca pan rallado.
Hay que hacer un hoyo en el centro, adicionar la mezcla de huevo y conseguir una masa.
Se debe amasar la masa sobre una superficie enharinada 10 minutos. Poner en un cuenco engrasado con aceite, cubrir con film transparente y dejar fermentar en un lugar cálido una hora hasta que se duplique su volumen.
Hay que tomar un molde para pan y untarlo con aceite. Luego poner la masa sobre una superficie enharinada y amasar un minuto.
Darle forma a la masa para que tenga igual longitud del molde y triplique su anchura.
Hay que doblar la masa en tres a lo largo y colocarla en el molde con el lado de la juntura hacia abajo.
Cubrir y dejar reposar en un lugar cálido media hora.
Finalmente cocinar el pan a horno precalentado a 220º C durante media hora y dejar enfriar por completo sobre la rejilla metálica. Servir.

Stollen

Lo primero que se debe hacer es poner en un recipiente ambos tipos de pasas, las cerezas, la piel e cítrico y el ron y reservar.
Luego hay que colocar un cazo a fuego suave y poner la mantequilla, la leche y el azúcar. Se debe remover hasta que la mantequilla se funda y el azúcar se disuelva.
En un cuenco hay que tamizar la harina, la canela y la nuez moscada, también hay que machacar las semillas de cardamomo y agregarlas a la harina. Adicionar la levadura.
Se debe hacer en el centro un hoyo, agregar la mezcla de leche, la ralladura de limón y el huevo. Se debe batir bien hasta lograr una masa.
Esta masa hay que amasarla sobre una superficie enharinada durante 5 minutos, añadiendo harina si lo necesitase.
Añadir la fruta adobada y las almendras.
Pasar la masa a un cuenco limpio y untado con aceite. Se debe cubrir con un film transparente y dejar fermentar en un lugar cálido tres horas hasta que su volumen se duplique.
Pasar a una superficie enharinada, amasar uno o dos minutos y con rodillo formar un cuadrado de 25 cm.
Hay que extender el mazapán en forma de salchicha más corta que la masa.
Ponerlo sobre el centro de la masa, doblar los costados por encima por encima del mazapán y solapar, sellar los extremos.
Poner el rollo en una bandeja de horno con el lado de la juntura hacia abajo, cubrir con film transparente untado con aceite y dejar fermentar en un lugar cálido dos horas hasta que su volumen se duplique.
Precalentar el horno a 190º C y hornear 40 minutos. Untar con mantequilla fundida, espolvorear con azúcar glas y dejar enfriar sobre una rejilla metálica hasta servir.

Roscón de frutos secos

Lo primero que se debe hacer es engrasar con mantequilla una bandeja de horno.
Hay que tamizar la harina y la sal en un cuenco y agregar la levadura.
Incorporar la mantequilla y trabajar la mezcla con los dedos. Añadir la leche y el huevo y trabajar la masa con los dedos.
Se debe pasar a un cuenco engrasado, cubrir y dejar fermentar 40 minutos en un lugar cálido hasta que duplique su volumen.
Golpear un poco, extender con el rodillo y formar un rectángulo.
Para realizar el relleno hay que batir la mantequilla y el azúcar, agregar las avellanas, el jengibre, la piel de cítrico confitada y el ron o brandy.
Extender el relleno sobre la masa, dejando un reborde libre.
Hay que enrollar la masa empezando por uno de los extremos largos. Cortar en rebanadas y ponerlos formando un círculo en la bandeja de horno con los costados tocándose.
Cubrir y dejar reposar media hora en un lugar cálido.
Cocinar en horno precalentado a 190º C aproximadamente media hora.
Por otra parte mezclar el azúcar glas con la cantidad de zumo de limón suficiente para obtener un glaseado ligero.
Dejar enfriar antes de rociarlo con la mezcla. Esperar a que el glaseado cuaje un poco antes de servir.

Pan de plátano y naranja

Lo primero que se debe hacer es poner la harina, la sal y la levadura en un cuenco. Hay que agregar la mantequilla y trabajar con los dedos.
Añadir el plátano triturado y la miel.
Se debe hacer un hoyo en el centro y agregar el zumo de naranja y el suero de leche de a poco.
Hay que poner la masa en una superficie enharinada y amasarla aproximadamente 7 minutos, si está pegajosa agregar harina.
Colocarla en un cuenco engrasado con un poco de aceite, cubrir con film transparente y dejar fermentar una hora en un lugar cálido hasta que se duplique el volumen.
Hay que untar con aceite un molde para pan de casi un kilo de capacidad.
Se debe amasar la masa sobre una superficie enharinada durante un minuto.
Darle forma a la masa, doblarla en tres a lo largo y meterla en el molde con la juntura hacia abajo.
Cubrir y dejar reposar media hora en un lugar cálido.
Meter al horno precalentado a 220ºC durante media hora, dejar enfriar completamente en una rejilla metálica y servir.

Pan de orejones de albaricoque y nueces

Lo primero que se debe hacer es engrasar y enharinar una bandeja de horno.
Se debe tamizar en un cuenco caliente la harina y la sal y agregar la levadura y el azúcar.
Agregar la mantequilla con los dedos y después los orejones de albaricoques y las nueces. Hacer un hoyo en el centro.
En otro cuenco hay que mezclar la leche con el agua y el huevo. Verter sobre los ingredientes secos y mezclar bien.
Ponerla sobre una superficie ligeramente enharinada y amasar diez minutos.
Ponerla en un cuenco engrasado con aceite, cubrir con film transparente untado con aceite y dejar fermentar en un lugar cálido 2 o 3 horas hasta que su volumen se duplique.
Hay que colocarla en una superficie enharinada y amasarla un minuto, dividir en 5 partes iguales y hacer con cada una, una tira larga.
Trenzar tres tiras, pellizcar los extremos y poner la trenza en la bandeja de horno preparada.
Retorcer las dos tiras restantes y ponerlos encima de la trenza.
Cubrir el pan sin apretarlo con film transparente engrasado y dejar reposar 1 o 2 horas en un lugar cálido hasta que duplique su volumen.
Cocinar a horno precalentado a 220º C 10 minutos, bajar la temperatura a 190º C y hornear 20 minutos más.
Poner en una rejilla metálica y dejar que se enfríe.
Para realizar la cobertura hay que tamizar en un cuenco el azúcar glas, añadir el agua suficiente para obtener una mezcla ligera y rociar el pan con ella. Adornar con las mitades de nuez y servir.

Pan de mango

Lo primero que se debe hacer es engrasar con mantequilla una bandeja de horno.
En un cuenco hay que tamizar la harina con la sal y agregar la levadura, el azúcar moreno y el jengibre.
Seguidamente añadir la mantequilla y trabajar con los dedos hasta que parezca pan rallado.
Añadir la pasta de mango, la miel y el agua tibia y formar una masa.
Se debe amasar sobre una superficie poco enharinada durante 5 minutos.
Ponerla en un cuenco engrasado con mantequilla, cubrir y dejar fermentar 1 hora en un lugar cálido hasta que duplique su volumen.
Añadir las pasas a la masa y hacer con ella dos tiras alargadas, trenzar las dos tiras y pellizcar los extremos para sellarlos.
Poner la masa en una bandeja de horno, cubrir y dejar fermentar 40 minutos en un lugar cálido.
Se debe pintar el pan con el huevo y cocinar a horno precalentado a 220º C durante media hora. Dejar enfriar en una rejilla metálica y espolvorear con azúcar glas y servir.

Pan de dátiles y miel

Lo primero que se debe hacer es engrasar con mantequilla un molde para pan de 900 grs. de capacidad.
Luego en un cuenco hay que tamizar las harinas con la sal y la levadura.
Poner agua, aceite y la miel y lograr una masa.
Se debe amasar sobre una superficie ligeramente enharinada durante 5 minutos y ponerla en un cuenco engrasado.
Cubrir y dejar fermentar una hora en un lugar cálido hasta que se duplique su volumen.
Añadir las semillas de sésamo y los dátiles a la masa, darle forma de plum cake y ponerla en el molde preparado.
Cubrir y dejar reposar media hora en un lugar cálido hasta que esté esponjosa.
Cocinar en el horno precalentado a 220º C media hora, ponerlo en un rejilla metálica y dejar que se enfríe completamente.
Cortar en rodajas y servir.

Espirales de canela

Lo primero que se debe hacer es engrasar con mantequilla un molde de pasteles.
En un cuenco se debe tamizar la harina y la sal y agregar la levadura y la mantequilla.
Trabajar esta preparación hasta que parezca pan rallado.
Añadir la leche y el huevo y mezclar bien. Poner en un recipiente untado con mantequilla, tapar y dejar fermentar 40 minutos en un lugar cálido hasta que se duplique su volumen.
Hay que amasar un minuto la masa para sacarle el aire y extenderla en una superficie enharinada y formar un rectángulo.
Para hacer el rellano hay que batir la mantequilla, la canela y el azúcar moreno hasta que la mezcla quede suave.
El relleno se debe extender sobre la masa dejando un reborde libre, esparcir por encima las pasas.
Hay que enrollar la masa como un brazo de gitano, empezando por un extremo largo y presionando para sellarla.
Cortar el rollo en doce rebanadas, ponerlas en el molde listo, cubrir y dejar reposar durante media hora.
Cocinar los espirales a horno precalentado a 190º aproximadamente media hora. Pintar con jarabe de arce y dejar enfriar un poco antes de servir.

Pan de cítricos

Lo primero que se debe hacer es engrasar una bandeja de horno con mantequilla.
Luego en cuenco hay que tamizar la harina y la sal y añadir la mantequilla.
Trabajar con los dedos hasta que parezca pan rallado.
Agregar los tres zumos y el agua y trabajar con los dedos hasta ligar la masa.
Amasar sobre una superficie enharinada durante 5 minutos, poner en un cuenco untado con aceite, cubrir y dejar fermentar 1 hora en un lugar cálido hasta que duplique su volumen.
SE deben mezclar las ralladuras de lima, limón y naranja, adicionarla a la masa y trabajarla bien.
Esta masa se debe dividir en dos bolas, una más grande que otra.
Poner la mayor de ellas en la bandeja de horno y la pequeña encima.
Hundir la parte central de la masa con un dedo enharinado. Cubrir y dejar fermentar 40 minutos.
Hay que cocinar el pan en el horno precalentado a 220º C aproximadamente 35 minutos.
Sacar y colocar sobre una rejilla metálica. Glasearlo con la miel y dejar que se enfríe completamente. Servir.