Salpicón de calamar con judías verdes

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 180°C. Con un cuchillo afilado, cortar los calamares en anillas de 1 cm. de grosor; ponerlas en una fuente para el horno. Hay que espolvorearlas con la mitad del ajo, verter el vino por encima y salpimentarlas. Tapar la fuente con papel de aluminio y cocinar los calamares al horno de 45 a 50 minutos o hasta que se noten tiernos al pincharlos con la punta de un cuchillo.
Por otra parte hay que cocinar las patatas en agua ligeramente salada hirviendo, de 15 a 20 minutos o hasta que estén tiernas.
Escurrirlas, dejarlas enfriar un poco, cortarlas en rodajas gruesas y ponerlas en un cuenco.
Hay que cocinar las judías en otra olla, de 3 a 5 minutos o hasta que estén tiernas. Escurrirlas y mezclarlas con las patatas. Escurrir los calamares y ponerlos en el mismo cuenco.
Batir en un bol el aceite de oliva, el vinagre y el ajo restante y salpimentar la mezcla. Echar el aliño sobre el salpicón y remover un poco. Distribuirlo en platos individuales y servirlo templado.

Langostinos al ajillo

Lo primero que se debe hacer es calentar el aceite en un wok precalentado o una sartén de base gruesa, a fuego lento.
Se debe freír el ajo y la guindilla sin semillas y troceada, removiendo de vez en cuando, 1 o 2 minutos o hasta que se ablanden, pero sin llegar a dorarse.
Hay que echar los langostinos y freírlos 2 o 3 minutos, o hasta que se hayan calentado e impregnado bien del aceite con ajo.
Se debe apagar el fuego e incorporar el perejil picado. Remover todo bien para que quede bien mezclado. Salpimentar los langostinos.
Finalmente distribuir los langostinos al ajillo entre varios platos individuales y decorarlos con gajos de limón.
Servir el plato con abundante pan crujiente para mojar.

Gambas con aliño de azafrán

Lo primero que se debe hacer es poner el azafrán en un bol y verter el agua.
En otro bol, que no sea metálico, hay que mezclar la mayonesa, la cebolla, el zumo de limón y la mostaza, y batir para mezclarlo bien.
Salpimentar al gusto e incorporar el agua con el azafrán.
Se debe tapar con film transparente y resérvalo en el frigorífico hasta que lo necesite.
Arrancar la cabeza a las gambas y pelarlas.
Hay que hacer una incisión a lo largo del lomo para extraerles el hilo intestinal, aclararlas con agua fría y secarlas bien.
Poner las hojas de lechuga en una ensaladera o en platos individuales. Colocar las gambas, los gajos de tomate y las aceitunas por encima y servir con el aliño de azafrán.

Gambas a la lima

Lo primero que se debe hacer es rallar la piel y exprimir las 2 limas. Cortar en gajos las 2 limas restantes y reservar.
Luego hay que pelar las gambas dejándoles la cola intacta. Con un cuchillo afilado, se debe hacer una incisión a lo largo del lomo de cada gamba para extraerles el hilo intestinal.
Aclarar las gambas bajo el chorro de agua fría y dejarlas secar sobre papel de cocina.
Hay que calentar el aceite en una sartén grande, de base gruesa, y freír el ajo 30 segundos.
Echar las gambas y, removiendo de vez en cuando, freírlas durante 5 minutos o hasta que cambien de color y empiecen a enroscarse. Incorporar entonces la ralladura y el zumo de lima y el chorrito de jerez. Remover.
Pasar las gambas a una fuente, salpimentarlas y espolvoréalas con el perejil.
Servir muy calientes con los gajos de lima reservados.

Calamares a la romana

Lo primero que se debe hacer es cortar los calamares en anillas de 1 cm. y, si son grandes, cortar los tentáculos por la mitad.
Se deben aclarar y secarlos con papel de cocina para que no salpiquen al freírlos. Espolvorear el calamar con harina. No se debe echar sal en la harina.
Calentar el aceite de girasol en una freidora a 180°C o 190°C en una sartén de forma que un dado de pan se dore en 30 segundos. Para que la temperatura del aceite no baje, freír las anillas de calamar por tandas, dándoles varias veces la vuelta, durante 2 o 3 minutos o hasta que estén crujientes y bien doradas por ambos lados.
Con una rasera, sacar los calamares fritos del aceite y ponerlos sobre papel de cocina para que se escurran bien.
Finalmente salar los calamares a la romana y servirlos enseguida con gajos de limón y alioli aparte.

Cazuela de calamares

Lo primero que se debe hacer es condimentar con zumo de limón las rabas y salpimentar.
Se deben reservar media hora en la nevera.
Hay que poner en una cacerola aceite y llevarlo a fuego moderado. Perfumar con ajo.
Adicionar las cebollas y el pimiento.
Saltear un minuto con una pizca de sal. Añadir el puré de tomate y cocinar 3 minutos más.
Agregar las rabas y cocinar 2 o 3 minutos aproximadamente. Controlar la sazón y servir en cazuelas.

Gambas agridulces

Primero hay que realizar una salsa agridulce; juntar en una cacerola caldo de pollo con zumo de limón, pimentón y un diente de ajo molido.
Por otra parte dorar 2 dientes de ajo en una sartén; a esto sumarle las gambas o camarones bien pelados, con un poquito de jugo de soja, cebollas bien picadas, pimentón; tenerlo 5 minutos cocinándose.
Agregarle la maicena y mover. Luego echar todo esto sobre la salsa agridulce de antes, dejar hervir un poco y listo.
Se puede acompañar con fideos o arroz.

Camarones a la crema

Hay que poner aceite en una olla y añadir los camarones y mezclar hasta que comiencen a tomar color. Hay que agregar la manteca.
Para la salsa hay que añadir el ajo, mezclar y salpimentar, agregar el cilantro y mezclar.
Se debe adicionar el zumo de limón y mezclar.
Hay que agregar el caldo de pollo, mezclar y añadir la crema de leche.
Se debe llevar a hervor rápidamente, cocinar 4 minutos y servir.

Rollitos de gambas

Para realizar la pasta de los rollitos hay que hacer un volcán con la harina.
Se debe batir el huevo y colocarlo en el centro del volcán con la sal.
Amasar y dejar reposar toda la noche en el refrigerador.
Al otro día hay que trabajar la masa, primero, con los dedos y después con el rodillo.
Se deben pivar las gambas, los puerros, y el apio.
Mezclar las yemas, el aceite de sésamo, la sal y la pimienta.
Hay que poner todo en la sartén, saltearlo a fuego fuerte 2 minutos.
Se debe cortar las láminas de pasta, rellenar con mezcla y enrollar.
Hay que pegar los bordes con huevo batido y freír en aceite hasta que se doren.

Almejas con cogochas y angulas

Primero hay que poner a calentar el aceite en una sartén. Cuando esté caliente agregar la mitad del ajo finamente picado, freír hasta dorarlo y añadir las almejas lavadas.
Hay que rehogarlas unos dos minutos, agregar el perejil y el caldo de pescado, sin llegar a cubrirlas del todo.
Se debe dejar cocinar hasta que las almejas queden totalmente abiertas, tapando el recipiente con la tapadera.
Después hay que incorporar las cogochas, y a fuego muy lento, se le da un hervor, quedando listo para servir.
Repartir las almejas y cochas en 4 cazuelas de barro calientes y espolvorear con perejil las angulas por encima, añadir el resto de ajo picado y frito.

Langosta gratinada

Primero se deben cocinar las langostas amarradas por 5 minutos en agua hirviendo.
Hay que separar la cola del cuerpo tomando el cuerpo con la mano izquierda y con la mano derecha hacer un giro de 180%. Separar las tenazas.
Se debe partir el caparazón de la cabeza perforando. Cortar el cuerpo por la mitad a lo largo desde la cabeza a la cola.
Quitar el saco arenoso localizado cerca de la cabeza y la vena intestinal de la cola.
Luego hay que poner la cola hacia arriba y con un cuchillo hacer un corte en ambos lados y extraer la caparazón con mucho cuidado.
Se debe sacar la carne, cortar medallones y sofreír junto a los camarones, chalota y condimentos.
Sacar la langosta y camarones. Incorporar a la sartén el vino, sal, pimienta y hervir por 2 minutos.
Rellenar los caparazones de langosta y rociar con la salsa del sartén. Espolvorear queso parmesano rallado y gratinar al horno por unos minutos.

Colas de langosta al curry

Primero hay que sacar el caparazón de las colas de langosta y cortarlas en trocitos.
Luego hay que dorarlas en una sartén en el aceite, añadir los ajos y la cebolla picados y el ramito de hierbas y sazonar con el curry, remover y añadir sal, pimienta y vino blanco.
Una vez que la salsa empiece a ligar retirar las hierbas y los trozos de langosta, pasar la salsa por el chino e incorporar la leche evaporada.
Colocar los trozos de langosta en una fuente y cubrir con la salsa.