Gambas al limón con pesto de menta

Lo primero que se debe hacer es rallar la piel de dos limas y exprimirlas. Cortar las otras dos en gajos y reservar.
Preparar las gambas sacándoles la cabeza y las patas. Hacer un corte superficial a lo largo del lomo de cada gamba y quitar en hilo intestinal.
Aclarar las gambas bajo el chorro de agua fría y dejar secar sobre papel de cocina.
Calentar el aceite en una sartén y freír el ajo 30 segundos. Agregar las gambas y remover a veces, freír 5 minutos. Añadir la ralladura y el zumo de lima y un chorrito de jerez, remover.
Pasar las gambas a una fuente, salpimentar y espolvorear con el perejil. Servir muy calientes con los gajos de lima.

Vieiras con pan rallado y perejil

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a mínimo. Limpiar bien las vieiras, aclarar y enjuagar, salpimentar y reservar.
Fundir la mitad de la mantequilla en una sartén a fuego vivo. Echar el pan rallado y el ajo, disminuir el fuego y freír 5 o 6 minutos.
Sacar de la sartén y dejar que se escurra sobre papel de cocina. Reservar caliente en el horno y limpiar la sartén.
Preparar dos cazuelas para freír las vieiras. Fundir 50 grs. de mantequilla en cada recipiente a fuego vivo. Disminuir el fuego, repartir las vieiras en una sola capa entre ambos y freír dos minutos.
Darlas vuelta y freír 2 o 3 minutos más.
Ponerlas en 4 platos precalentados y esparcir por encima el pan frito al ajo y el perejil picado. Servir con unos gajos de limón.

Mejillones con mantequilla al ajo y a las hierbas

Lo primero que se debe hacer es limpiar los mejillones raspando o frotando las conchas. Tirar las que tengan la concha rota y las que no se cierren al golpearlas.
Poner en un colador y aclarar bien bajo el agua.
Hay que colocar los mejillones en una olla con el vino y el laurel, taparla y sacudir a veces, cocinar a fuego vivo 3 o 4 minutos. Escurrir y tirar los que sigan cerrados.
Sacar los mejillones de la concha y reservar la mitad de las valvas. Poner los mejillones en sus medias conchas en una fuente.
Fundir en un cazo la mantequilla y verter en un bol. Agregar el pan rallado, el perejil, el cebollino, el ajo, sal y pimienta, mezclar.
Poner una porción pequeña de mantequilla en cada una de las valvas.
Calentar los mejillones 10 minutos en el horno precalentado a 230º C. Servir enseguida decorado con ramitas de perejil y gajos de limón.

Gambas al aroma de lima

Lo primero que se debe hacer es rallar la piel de dos limas y exprimirlas. Cortar las otras dos en gajos y reservar.
Preparar las gambas sacándoles la cabeza y las patas. Hacer un corte superficial a lo largo del lomo de cada gamba y quitar en hilo intestinal.
Aclarar las gambas bajo el chorro de agua fría y dejar secar sobre papel de cocina.
Calentar el aceite en una sartén y freír el ajo 30 segundos. Agregar las gambas y remover a veces, freír 5 minutos. Añadir la ralladura y el zumo de lima y un chorrito de jerez, remover.
Pasar las gambas a una fuente, salpimentar y espolvorear con el perejil. Servir muy calientes con los gajos de lima.

Bullabesa

Lo primero que se debe hacer es calentar a fuego medio el aceite en una cacerola y sofreír el ajo y la cebolla 3 minutos, removiendo. Agregar el tomate, el caldo, el vino, el laurel, el azafrán y las hierbas, llevar a ebullición, tapar la cazuela y cocinar a fuego lento media hora.
Dejar los mejillones 10 minutos sumergidos en agua con sal. Raspar las conchas bajo el chorro de agua fría y arrancar las barbas.
Desechar los mejillones con la concha rota y los que no se cierren el darles el golpecito.
Poner los sanos en una cazuela grande con un poco de agua y cocinar a fuego vivo 4 minutos. Sacar la cazuela del fuego y desechar los que no se abran.
Una vez que la sopa esté preparada hay que aclarar el pescado, enjuagarlo, cortar en trozos grandes, añadir a la cazuela y cocinar 5 minutos. Adicionar los mejillones, las gambas y las vieiras, salpimentar y cocinar 3 minutos más.
Sacar la cazuela del fuego, tirar el laurel y servir la bullabesa en platos hondos con rebanadas de pan.

Langostinos con arroz al coco

Lo primero que se debe hacer es poner las setas en un bol, cubrirlas con agua caliente y dejarlas en remojo media hora.
Luego hay que escurrirlas, partirlas y tirar los tallos y cortar los sombreretes en láminas.
Hay que calentar 1 cucharada de aceite en el wok y saltear la cebolleta, el coco y la guindilla unos 2 o 3 minutos, hasta que estén ligeramente dorados.
Se deben echar las setas y saltear todo durante 3 o 4 minutos.
Añadir el arroz y saltearlo 2 o 3 minutos. Verter el caldo y llevar a ebullición.
Hay que bajar el fuego e incorporar la leche de coco. Dejar hervir a fuego lento de 10 a 15 minutos, hasta que el arroz esté cocido.
Se deben echar los langostinos y la albahaca, dejar que se caliente y servir.

Surtido de marisco con fideos cabello de ángel

Lo primero que se debe hacer es abrir el calamar y trazar con un cuchillo una cuadrícula en su interior. Cortar en cuadrados, poner en un bol y cubrir con agua hirviendo.
Una vez que los trozos de calamar se enroscaron, escurrirlos y sumergirlos en agua fría.
Mezclar la fécula de maíz y el agua en otro bol, agregar la mitad de la clara de huevo y mezclar nuevamente.
Rebozar las vieiras y los langostinos con esta mezcla.
Poner a hervir bastante agua con un poco de sal en una olla, echar la pasta, llevar el agua a ebullición nuevamente y dejar cocinar 5 minutos o hasta que estén al dente.
Por otra parte precalentar un wok o sartén. Calentar el aceite y saltear allí los tirabques, el calamar, las vieiras y los langostinos durante dos minutos.
Agregar la salsa de soja, el jerez, el azúcar y la cebolleta y cocinar todo 1 minuto sin dejar de remover.
Escurrir los fideos y ponerlos en 4 boles precalentados, poner el marisco encima de la pasta y servir.

Vieiras en salsa de azafrán

Lo primero que se debe hacer es llevar a ebullición en un cazo el vino, el caldo de pescado y el azafrán.
Tapar el recipiente y dejarlo cocer a fuego lento unos 15 minutos.
Hay que sacarle a cada vieira el músculo blanco y correoso que se encuentra en el extremo opuesto al coral, y desecharlo.
Cortar las vieiras verticalmente en rodajas gruesas, incluyendo los corales si están adheridos a ellas. Secarlas sobre papel de cocina y salpimentar.
Se debe calentar el aceite en una sartén grande, de base gruesa. Sofreír la cebolla y el ajo durante 5 minutos o hasta que estén tiernos y ligeramente dorados.
Echar las rodajas de vieira en la sartén y, removiendo de vez en cuando, sofreírlas a fuego lento 5 minutos o hasta que se vuelvan opacas.
Retirarlas y pasarlas a una fuente precalentada. Verter el caldo de azafrán en la sartén y dejarlo hervir a fuego vivo hasta que se reduzca a la mitad.
Bajar el fuego y agregar la nata, poco a poco y removiendo. Cocinar la salsa a fuego lento hasta que se espese.
Poner las vieiras en la sartén y calentarlas 1 o 2 minutos en la salsa. Añadir el zumo de limón, sal y pimienta.
Servirlas espolvoreadas con perejil y pan para acompañar.

Brochetas de vieiras

Lo primero que se debe hacer es mezclar en un plato el zumo de limón, el aceite de oliva, el ajo y el perejil.
Hay que separar los corales de las vieiras y pon ambas partes en el plato. Darlas la vuelta para que queden bien impregnadas.
Cubrir con film transparente y dejar macerar a temperatura ambiente durante 20 minutos.
Hay que precalentar el grill a media temperatura. Escurrir las vieiras, pero reservar la marinada.
Enrollar una loncha de jamón y ensártala en una brocheta metálica, con una vieira y un coral. Hacer lo mismo hasta que se acabe.
Asar las brochetas bajo el grill, regar con la marinada y dar la vuelta a menudo, durante 5 minutos o hasta que estén tiernas y el jamón, crujiente.
Poner las brochetas en platos individuales precalentados y sazonar con pimienta. Rociar con el jugo de la cocción y servir enseguida.

Almejas con habas

Lo primero que se debe hacer es poner las anchoas en un bol, cubrir con agua y dejar en remojo 5 minutos.
Escurrirlas bien, secarlas con papel de cocina y ponerlas en el mortero.
Retirar la sal de las alcaparras, ponerlas también en el mortero y mejar todo hasta obtener una pasta.
Hay que batir el aceite, el vinagre y la mostaza en otro bol, añadir la pasta de anchoas y salpimentar al gusto.
Tapar con film transparente y reservar a temperatura ambiente hasta que lo necesites.
Se deben lavar las almejas con agua fría. Desechar las que tengan la concha rota o estropeada y las que no se cierren enseguida al darles un golpe con el lomo de un cuchillo.
Hay que poner las almejas en una olla con el agua. Taparlas, llevarlas a ebullición a fuego fuerte y cocinarlas, agitando la olla de vez en cuando, de 3 a 5 minutos o hasta que se hayan abierto. Desechar las que continúan cerradas.
Se debe poner a hervir en un cazo agua ligeramente salada. Echar las habas, llevarlas a ebullición y cocinarlas 5 minutos.
Escurrir, aclarar con agua fría y volver a escurrirlas. Pelarlas y pasarlas a un cuenco.
Hay que escurrir las almejas y desechar las conchas. Mezclarlas con las habas y espolvorearlas con las hierbas.
Verter la vinagreta de anchoa y mezclar con suavidad. Servir el plato templado.

Vieiras gratinadas

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 200°C.
Mezclar las vieiras, la cebolla, el ajo, 2 cucharadas de perejil, la nuez moscada y el clavo en un bol y salpimentar al gusto.
Hay que distribuir la mezcla entre 4 conchas de vieira o 4 cuencos individuales que puedan ir al horno.
Esparcir la miga de pan y el resto del perejil por encima y rociarlo todo con aceite de oliva.
Finalmente asar las vieiras al horno de 15 a 20 minutos o hasta que estén ligeramente doradas y bien calientes. Servir enseguida.

Vieiras a la sidra

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 110°C.
Hay que verter la sidra y el zumo de limón en un cazo y salpimentarlo al gusto. Echar las vieiras y cocinarlas durante 10 minutos o hasta que estén tiernas.
Con una rasera, pasar las vieiras a una fuente para el horno. Se deben untar con un par de cucharadas de mantequilla, cubrir con papel de aluminio y reservarlas calientes en el horno.
Hay que hervir el caldo de las vieiras hasta que se reduzca a la mitad. Con un tenedor, mezclar 2 cucharadas de mantequilla con la harina hasta obtener una pasta.
Batir de a poco, con el caldo, hasta que la salsa se espese y no tenga grumos. Verter la nata agria y cocinar la salsa a fuego lento de 5 a 10 minutos.
Probar la salsa y rectificarla de sal y pimienta. Sacar las vieiras del horno y volver a ponerlas en el cazo. Calentarla 2 o 3 minutos.
Por otra parte derretir el resto de la mantequilla en una sartén pequeña y sofreír los champiñones a fuego lento, removiéndolos a menudo, durante 2 o 3 minutos.
Mezclarlos con las vieiras en su salsa y servir enseguida, en platos individuales.