Pastelitos de patata y feta

Lo primero que se debe hacer es hervir las patatas en agua con un poco de sal alrededor de 25 minutos.
Escurrir, pelar y ponerlas en un cuenco y chafar con un tenedor o un pisapuré.
Agregar la cebolleta, el queso feta, el tomillo, el huevo y el zumo de limón, salpimentar. Mezclar.
Cubrir el cuenco con un film transparente y dejar una hora en el frigorífico.
Agarrar puñados de masa con las manos y formar bolas del tamaño de una nuez. Aplanar y pasar por harina.
En una sartén calentar el aceite y freír los pastelitos hasta que estén dorados por los dos lados. Dejar escurrir sobre papel absorbente y servir decorados por el cebollino.

Empanadillas al curry

Lo primero que se debe hacer es poner la harina en un cuenco e incorporar la margarina con los dedos hasta lograr consistencia de pan rallado.
Verter el agua y amasar hasta que la pasta esté suave. Envolver con un paño y dejar en el frigorífico media hora.
Calentar en una cazuela el aceite y sofreír los dados de patata, zanhoria y nabo, la cebolla y el ajo durante dos minutos, removiendo a veces. Agregar las especies y la mostaza.
Sofreír un minuto más sin dejar de remover.
Verter el caldo, llevar a ebullición, tapar la cazuela y cocinar a fuego lento 20 minutos hasta el líquido se haya consumido, dejar enfriar.
Dividir la masa en 4 porciones y extender con el rodillo para formar redondeles de 15 cm de diámetro. Distribuir el relleno sobre la mitad de cada redondel.
Untar los bordes de cada redondel con leche de soja y doblar por la mitad, sellar bien.
Poner las empanadillas en la bandeja del horno y hornear en el horno precalentado a 200°C aproximadamente 30 minutos.

Pastelitos de patata y atún

Lo primero que se debe hacer es hervir las patatas en agua un poco salada durante 12 o 15 minutos.
Chafar y reservar.
En una sartén pequeña calentar el aceite y rehogar el chalote a fuego lento unos 5 minutos. Agregar el ajo y el tomillo y rehogar un minuto más.
Dejar entibiar la mezcla y añadir a la patata junto con el atún, el perejil, la ralladura de limón, sal y pimienta. Mezclar sin chafar.
Formar 6 o 8 pastelitos con la pasta, pasar por harina, luego por huevo batido y después por pan rallado.
Dejar como mínimo media hora en el frigorífico.
Para realizar la salsa hay que poner en un cazo el aceite, el tomate, el ajo, el azúcar, la ralladura de limón y albahaca, salpimentar.
Llevar todo a ebullición, tapar el cazo y cocinar media hora. Destapar y cocinar 15 minutos más hasta que espesa.
En una sartén calentar aceite y freír los pastelitos, por tandas, 3 o 4 minutos de cada lado. Dejar escurrir sobre papel de cocina mientras fríe los demás.
Servir caliente con la salsa de tomate y ensalada.

Buñuelos de pescado con alioli

Lo primero que se debe hacer es cocinar las patatas en agua ligeramente salada 20 minutos. Poner el pescado en una cazuela, cubrir con agua y cocinar a fuego lento 8 minutos.
Para hacer el alioli hay que poner en el mortero la yema de huevo, el ajo, la sal y mezclar bien.
Sin dejar de mover verter un poco de aceite de oliva y de zumo de limón. Seguir removiendo y añadir lentamente todo el aceite y el zumo de limón hasta que el alioli esté bien espeso. Cubrir y reservar.
Poner el pescado en una tabla de la cocina, tirar la piel y las espinas. Desmenuzar el pescado.
Escurrir las patatas, triturarlas con la yema de huevo y el ajo, agregar el perejil y el eneldo.
Mezclar esta masa con el pescado y salpimentar. Enharinarse las manos y formar 20 buñuelos con la preparación.
Calentar en una sartén abundante aceite y freír por tandas los buñuelos de 2 a 3 minutos, escurrir en papel absorbente. Decorar con berros y servir con el alioli.

Pastelitos de pollo y plátano

Lo primero que se debe hacer es cocinar las patatas en agua hirviendo 10 minutos, escurrir y hacer puré. Agregar el pollo.
Triturar el plátano y añadirlo junto con la harina, el zumo de limón, la cebolla y la mitad de la salvia picada. Salpimentar y mezclar bien. Dividir la masa en 8 porciones iguales. Con las manos enharinadas formar los pastelitos.
Calentar la mantequilla y el aceite en una sartén y freír los pastelitos 12 o 15 minutos, dándoles vuelta una vez.
Reservar calientes. Verter la nata líquida y el caldo en la sartén y agregar el resto de la salvia. Dejar cocinar a fuego lento unos 2 o 3 minutos.
Poner los pastelitos en una fuente, decorar con hojas de salvia y servir con la salsa cremosa.

Croquetas de jamón y queso

Lo primero que se debe hacer es poner las patatas en una cazuela con la leche y llevar a ebullición. Bajar el fuego y cocinar hasta que toda la leche se haya consumido y las patatas estén cocidas.
Echar la mantequilla y hacer un puré. Agregar la cebolleta, el queso, el jamón, el apio, el huevo y la harina. Salpimentar y dejar que se enfríe.
Para el rebozado hay que batir los huevos en un bol y poner el pan rallado en un plato. Formar 8 croquetas redondas con la masa, pasar por huevo y rebozar con el pan rallado.
Para preparar la salsa hay que derretir la mantequilla en un cazo. Agregar la harina y freír un minuto. Sacar el cazo del fuego y agregar la leche, el caldo, el queso, la mostaza y el cilantro.
Hervir, removiendo, hasta que espese. Bajar el fuego y reservar la salsa caliente.
Calentar abundante aceite en la freidora o en una sartén honda y freír las croquetas 5 minutos. Escurrir y servir con la salsa.

Tortitas de patata con bacon y jarabe de arce

Lo primero que se debe hacer es mezclar la patata y la leche en el robot de cocina hasta obtener un puré fino.
Tamizar la harina y la sal en un cuenco y echar el huevo y el puré de patata. Con la batidora de varillas mezclar gradualmente los ingredientes hasta obtener una masa suave, cremosa y espesa.
Calentar un poco de aceite en una sartén antiadherente.
Para hacer las tortillas, echar un cucharón de la masa en una sartén. Dejar cuajar la masa 2 minutos de cada lado. Sacar de la sartén y reservar caliente mientras prepara las demás.
Repartir las tortillas y las lonchas de bacon en 4 platos precalentados. Rociar con jarabe de arce y servir enseguida.

Champiñones rellenos cremosos

Lo primero que se debe hacer es poner las setas en un cuenco, cubrir con agua hirviendo y dejar 20 minutos en remojo.
Se deben hervir las patatas en agua salada 10 minutos, escurrir y triturar hasta lograr un puré. Escurrir bien las setas remojadas y picar finas. Mezclar con el puré de patata.
Mezclar la mantequilla con la nata líquida y el cebollino, verter sobre el puré de patata con setas. Salpimentar.
Sacar el pie de los champiñones. Picar los pies y agregarlos a la masa de patata. Rellenar los sombreretes con cucharadas de la preparación y esparcir el queso encima.
Poner los champiñones rellenos en una bandeja refractaria y verter en el fondo el caldo de verduras.
Tapar la bandeja y asar los champiñones en el horno precalentado a 220°C 20 minutos. Destapar y hornear 5 minutos más, decorar con cebollino y servir caliente.

Blinis de batata

Lo primero que se debe hacer es cocinar las batatas a fuego medio durante 15 minutos o hasta que estén tiernos. Escurrir y pasar por el pisapurés. Sazonar con pimienta. Agregar la pimienta inglesa y la harina. Pasar el puré a un cuenco.
Agregar el huevo y mezclar bien. Verter la leche de a poco hasta que el puré adquiera consistencia espesa. Reservar.
Precalentar el horno. Para preparar el relleno cortar el jamón en tiras. Poner el tomate en la parrilla de horno y poco antes de servir hornear 4 o 5 minutos. Mezclar el queso con la ralladura de limón y perejil, reservar.
Batir la clara de huevo a punto nieve y agregar el puré de batata. Calentar una sartén, echar 3 o 4 cucharadas de la masa y formar una tortilla de 7,5 cm de diámetro.
Dejar en el fuego de 2 a 3 minutos, dar vuelta y dejar otros 3 minutos. Reservar caliente mientras prepara más blinis hasta terminar con toda la masa.
Servir 2 o 3 blinis en cada plato, poner encima unas hojas de ruqueta, unas tiras de jamón, rodajas de tomate asado y un poco de queso cremoso.

Empanadas de pollo

Lo primero que se debe hacer es poner el pollo en una olla con la cebolla partida, la zanahoria, el apio, el laurel, la piel de limón y los granos de pimienta. Cubrir con agua y llevar a ebullición. Tapar la cazuela y cocinar 1 hora.
Sacar el pollo y dejar que se enfríe. Llevar el caldo a ebullición y hervir hasta que se reduzca a 600 ml. Cubrir y reservar. Trocear el pollo y sacarle la piel y los huesos.
Freír la cebolla picada en 50 grs. de la mantequilla, echar la harina y sofreír a fuego lento, removiendo 1 o 2 minutos. Sacar del fuego y añadir el pollo, sal y pimienta. Dejar enfriar, agregar el queso y el huevo y mezclar.
Derretir el resto de la mantequilla y engrasar con un poco una fuente de horno honda. Cortar las láminas de pasta en mitades a lo ancho. Extender una en la base de la fuente y untar con mantequilla.
Hacer lo mismo con la mitad de las láminas de pasta. Extender el relleno sobre la pasta y cubrir con el resto de las láminas, untar con mantequilla y remeter los bordes.
Cortar la superficie cortando 6 cuadrados y cocinar la empanada en horno precalentado a 190° C durante 50 minutos. Servir.

Hojas de parra rellenas

Lo primero que se debe hacer es poner las hojas de parra en un cuenco, verter el agua hirviendo y remojar 20 minutos. Escurrir, dejar sumergidas en agua fría otros 20 minutos y escurrir nuevamente.
Cocinar el arroz en agua con sal 15 o 20 minutos, escurrir y dejar enfriar.
Calentar dos cucharadas de aceite en una sartén y sofreír la cebolla y el ajo 5 a 10 minutos.
Mezclar el arroz con el sofrito, los piñones, las pasas, la cebolleta, la menta, el eneldo y el perejil. Sazonar con poca sal y mucha pimienta, mezclar.
Extender 1as hojas de parra con los nervios hacia arriba. Poner un poco de relleno en la base y doblar. Doblar los lados hacia adentro y enrollar. Apretar un poco.
Rellenar hasta terminar el arroz, poner los rollitos en una sola capa apretada.
Mezclar el resto del aceite y el zumo de limón con 150 ml de agua y verter en la cazuela.
Poner un plato sobre los rollitos y cocinar a fuego lento, tapados, 45 minutos. Dejar que se enfríen en el líquido.
Servir templados o fríos con gajos de limón y yogur.

Falafel

Lo primero que se debe hacer es dejar los garbanzos en remojo toda la noche bien cubiertos con agua fría. Escurrir los garbanzos, ponerlos en una cazuela, cubrir de nuevo con agua fría, llevar a ebullición y cocinar a fuego lento 1 hora. Sacar la cazuela del fuego y escurrir los garbanzos.
Triturar los garbanzos en el robot de cocina, agregar la cebolla, el ajo, la sal, cayena, el perejil, las especias y la levadura, triturar.
Dejar reposar la pasta media hora y dividir en 8 porciones iguales. Darles forma redonda con las manos, poner en una fuente y dejar reposar media hora.
Calentar el aceite en un wok o una cazuela honda y freír las bolas de pasta hasta que se doren bien. Al sacar dejar escurrir el aceite.
Servir calientes o a temperatura ambiente con hummus y pan de pita.