Coquitos

Esta es una receta súper fácil y rápida. En un recipiente mezclar bien el coco rallado con el azúcar. Por otra parte batir dos huevos. Mientras hacemos esto dejamos calentar el horno a 180°. Integramos las dos preparaciones. Mezclamos y luego amasamos hasta formar una masa homogénea.
Hacemos bolitas de masa y le damos formas de cono. Los colocamos en una placa enmantecada y los metemos al horno durante diez minutos.
Sacar, dejar enfriar y a disfrutar!

Tiramisú

Lo primero que se debe hacer es poner el café en una jarrita y añadir el licor y el zumo de naranja.
Extender 8 bizcochos en la base de una fuente de servir y verter por encima la mitad del café.
Hay que poner el mascarpone en un cuenco con la nata, el azúcar de lustre y la ralladura de naranja y mezclar bien.
Extender la mitad de la pasta sobre los bizcochos empapados y colocar el resto del café y extender la otra mitad de la pasta de mascarpone. Espolvorear con el chocolate rallado y dejar en el frigorífico un mínimo de 2 horas.
Servir decorado con almendra picada, piel de naranja confitada y virutas de chocolate.

Pastel de carne y zanahoria

Lo primero que se debe hacer es saltear la carne sin aceite en una sartén a fuego vivo 3 o 4 minutos. Agregar la cebolla y el ajo y dejar 5 minutos más removiendo en el fuego.
Añadir la harina y remover un minuto más. Adicionar el caldo de carne y el concentrado. Echar el apio, una cucharada de perejil y la salsa worcestershire. Salpimentar.
Llevar a ebullición y cocinar a fuego lento 20 o 25 minutos. Poner en una fuente refractaria.
Cocinar las patatas y la zanahoria en agua hirviendo 10 minutos. Escurrir y hacer puré.
Añadir al puré la mantequilla, la leche y el resto del perejil, salpimentar. Con una cuchara extender sobre la mezcla de carne hasta cubrirla por completo.
Hornear el pastel en el horno precalentado a 190° 45 minutos, servir caliente.

Pizza de patata y pepperoni

Lo primero que se debe hacer es engrasar y enharinar un molde para pizza de 23 cm de diámetro. Hervir las patatas 10 minutos, escurrir y hacer un puré. Pasar a un cuenco y agregar la mantequilla. El ajo, las hierbas y el huevo.
Extender la masa en el molde, cocinar en el horno precalentado a 220°C 7 o 10 minutos.
Mezclar la passata y el concentrado de tomate y extender sobre la base de la pizza dejando libre un borde de 1 centímetro. Poner el pepperoni, los pimientos, los champiñones y las aceitunas sobre la capa de tomate.
Finalmente esparcir la mozzarella por encima y hornear la pizza 20 minutos, servir enseguida.

Pastelitos de patata y feta

Lo primero que se debe hacer es hervir las patatas en agua con un poco de sal alrededor de 25 minutos.
Escurrir, pelar y ponerlas en un cuenco y chafar con un tenedor o un pisapuré.
Agregar la cebolleta, el queso feta, el tomillo, el huevo y el zumo de limón, salpimentar. Mezclar.
Cubrir el cuenco con un film transparente y dejar una hora en el frigorífico.
Agarrar puñados de masa con las manos y formar bolas del tamaño de una nuez. Aplanar y pasar por harina.
En una sartén calentar el aceite y freír los pastelitos hasta que estén dorados por los dos lados. Dejar escurrir sobre papel absorbente y servir decorados por el cebollino.

Tiramisú con chocolate y cerezas

Lo primero que se debe hacer es poner el café frío en una jarra y agregar el aguardiente de cereza. Extender la mitad de los bizcochos en la base de una fuente y verter por encima la mitad del café.
En un cuenco hay que mezclar el mascarpone con la nata y el azúcar. Extender la mitad de esa crema sobre los biscochos empapados y después esparcir la mitad de las cerezas.
Extender el resto de los bizcochos, empapar con el resto del café y esparcir la otra mitad de las cerezas.
Terminar con la capa de la crema mascarpone. Esparcir por encima las virutas de chocolate y cubrir la fuente con film transparente. Dejar el tiramisú en el frigorífico 2 horas como mínimo.
Antes de servir sacarlo del frigorífico y decorara con cerezas enteras.

Tallarines al horno con setas

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 200º C. Se debe mezclar el queso fontina con la bechamel y reservar.
Hay que derretir 30 grs. de mantequilla en una cacerola y sofreír las setas a fuego suave, removiendo a veces, 10 minutos.
Llevar a ebullición bastante agua con un poco de sal en una olla, echar los tallarines, dejar que la gua hierva nuevamente y cocinar 9 minutos o hasta que estén al dente.
Escurrir, ponerlos en la olla y agregar la mantequilla restante, las yemas de huevo y la tercera parte de la salsa de queso y bechamel. Salpimentar, remover y agregar las setas.
Untar con mantequilla una fuente para horno y poner la mezcla de pasta. Repartir el resto de la salsa por encima y esparcir el pecorino por la superficie.
Hornear la pasta entre 15 o 20 minutos y servir acompañada de la ensalada variada.

Patatas indias picantes

Lo primero que hay que hacer es majar en el mortero las semillas de comino y cilantro.
Calentar en una sartén el aceite y saltear las semillas majadas junto con el cardamomo y el jengibre dos minutos.
Echar la guindilla, la cebolla y el ajo y rehogar todos dos minutos, removiendo.
Agregar las patatas y el caldo de verduras. Cocinar a fuego suave media hora aproximadamente, removiendo a veces.
Añadir las espinacas y cocinar todo junto 5 minutos.
Sacar la sartén del fuego y añadir yogur. Salpimentar a gusto. Pasar las patatas indias a una fuente y servir enseguida.

Patatas con coliflor y espinacas especiadas

Calentar el aceite en una cazuela y rehogar la cebolla y las especias, sin dejar de remover 2 o 3 minutos. Agregar el tomate y el caldo y llevar a ebullición. Bajar el fuego, tapar la cazuela y dejar a fuego lento 25 minutos.
Poner las patatas en otra cazuela, cubrir con agua y dejar que hiervan. Bajar el fuego, tapar la cazuela y dejar a fuego lento 15 minutos. Echar la coliflor y llevar de nuevo a ebullición.
Bajar el fuego, tapar la cazuela y dejar hervir 10 minutos más hasta que la coliflor esté hecha.
Mientras tanto hay que precalentar el gratinador del horno a temperatura media. Extender la almendra sobre una hoja de papel vegetal y tostar uno o dos minutos hasta que estén doradas.
Hay que vigilarlas porque se queman rápido. Ponerlas en un plato y reservar.
Echar las espinacas en la cazuela con las patatas y el coliflor y cocinar un minuto. Escurrir las verduras y poner otra vez en la cazuela. Verter por encima la salsa de tomate.
Pasar a una fuente precalentada, esparcir la almendra tostada por encima y servir acompañado de pan naan.

Patatas Bombay

Lo primero que hay que hacer es poner las patatas en una cazuela con agua fría con sal, llevar a ebullición y cocinar a fuego lento hasta que empiecen a estar hechas, pero no tiernas, las medianas requerirán unos 15 minutos.
Calentar el ghee en una sartén grande a fuego medio y echar especias, el concentrado de tomate, el yogur y sal.
Cuando empiece a hervir cocinar 5 minutos con la sartén destapada.
Escurrir las patatas, pelar y cortar en cuartos. Echar en la sartén, tapar y rehogar un instante.
Pasar la preparación a una cazuela refractaria, tapar y terminar la cocción en el horno precalentado a 180°C durante unos 40 minutos o hasta que las patatas estén tiernas y la salsa se haya espesado un poco.
Espolvorear las patatas con cilantro picado y servir enseguida.

Patatas con almendras

Primero hay que cocinar las rodajas de patata en agua hirviendo 10 minutos, escurrir bien.
En una sartén calentar el aceite y rehogar la cebolla y el ajo 3 o 4 minutos, removiendo a veces.
Echar en la sartén la almendra, la cúrcuma y las patatas, rehogar 2 o 3 minutos removiendo. Agregar la ruqueta.
Pasar la mezcla a una fuente refractaria poco honda. Verter la nata líquida por encima y salpimentar.
Cocinar las patatas en el horno precalentado a 190°C durante 20 minutos, servir enseguida.

Patatas Anna

Untar una fuente refractaria poco honda de un litro de capacidad con mantequilla derretida. Cortar las patatas en rodajas finas y secar con papel de cocina. Cubrir la base de la fuente con una capa de rodajas de patata. Pintar con mantequilla y esparcir ¼ de la mezcla de hierbas. Salpimentar.
Seguir haciendo las capas de patata, mantequilla y hierbas, hasta terminar con los ingredientes.
Pintar la capa superior de patatas con mantequilla, cubrir la fuente y hornear las patatas durante una hora en el horno precalentado a 190°C. Poner las patatas en otra fuente refractaria caliente y dejar cocinar en el horno 25 o 30 minutos. Servir decoradas con hierbas.