Pastel de pollo rápido

Lo primero que se debe hacer es dorar en una sartén a fuego suave el pollo, la cebolla y la zanahoria, removiendo.
Esperar 5 minutos y espolvorear el pollo con la harina y sofreír todo dos minutos más.
Añadir el concentrado de tomate y el caldo y cocinar a fuego lento 15 minutos, salpimentar y agregar tomillo. Pasar el guiso de pollo y verduras a una fuente refractaria y dejar que se enfríe.
Poner encima el puré de patata esparcir el queso. Hornear el pastel en el horno precalentado a 200°C 20 minutos. Servir en la misma fuente con los guisantes.

Pastel de patata y pavo

Lo primero que se debe hacer es cocinar las patatas en agua hirviendo 10 minutos, escurrir y reservar.
Calentar la mantequilla y el aceite de oliva en una sartén, echar el pavo, freír 5 minutos, removiendo hasta que se dore.
Añadir la cebolla y freír 2 o 3 minutos, agregar la harina y rehogar un minuto. Verter un poco de leche y la nata. Llevar a ebullición, removiendo y después bajar el fuego hasta que deje de hervir.
Adicionar el apio, los orejones, las nueces, el perejil y las patatas, salpimentar. Poner la preparación en una fuente refractaria.
Extender la masa hasta que sobresalga 2,5 cm del borde de la fuente. Recortar una tira de 2,5 cm de ancho y colocar alrededor del borde humedecido.
Pintar con agua y poner la masa sobre la preparación presionando sobre la tira para sellarla.
Pintar la tapa del pastel con huevo batido y hornear en el horno precalentado a 200°C aproximadamente media hora. Servir enseguida.

Pollo relleno de ricota al pesto y con vinagreta de tomate

Lo primero que se debe hacer es en un bol mezclar el pesto con la ricota. Hacer un corte profundo para abrir un bolsillo en uno de los lados de cada pechuga. Meter la mezcla de ricota en esos bolsillos y recomponer las pechugas. Ponerlas en una fuente, tapar y dejar reposar media hora.
Para realizar la vinagreta hay que verter el aceite en el robot de cocina, agregar el cebollino y triturar.
Verter la salsa en un bol y agregar el tomate y el zumo y la ralladura de lima, salpimentar.
Hay que untar el pollo con el aceite de oliva y sazonar con pimienta. Asar en la barbacoa caliente 8 minutos de cada lado.
Colocarlo en platos, verter por encima la vinagreta y servir.

Brochetas de pollo con salsa de yogur

Lo primero que se debe hacer es la salsa. Para ello hay que poner el yogur, el ajo, el zumo de limón, el orégano, sal y pimienta en un cuenco y mezclar.
Se deben cortar las pechugas de pollo en dados, mezclar con la salsa de yogur y remover. Tapar el cuenco y dejar el pollo en adobo en el frigorífico alrededor de una hora.
Calentar la parrilla. Ensartar los dados de pollo en 8 pinchos de metal o de madera engrasados.
Engrasar la parrilla y asar las brochetas unos 15 minutos, darlas vuelta y rociar con el adobo a veces.
Verter el resto del adobo en una cazuela y calentar a fuego lento, sin que hierva. Servir las brochetas sobre una base de lechuga y decorada con gajos de limón. Llevar la salsa de yogur a la mesa.

Pollo en salsa de estragón

Lo primero que se debe hacer es salpimentar las pechugas. Hay que calentar una sartén grande a fuego medio, derretir la mantequilla con el aceite y dorar las pechugas con la piel hacia abajo.
Pasar las pechugas a una fuente y asar en horno precalentado a 190° C durante 20 minutos. Poner el pollo en otra fuente y reservar tapado con papel de aluminio.
Para realizar la salsa de estragón hay que sacar con una espumadera el exceso de grasa de la fuente. Ponerla a fuego medio, echar el vinagre, verter el vino y sin dejar de remover dejar que hierva hasta que la salsa se reduzca a la mitad.
Añadir el caldo y las ramitas de estragón y cocinar hasta que el jugo se reduzca a unos 125 ml. Añadir la nata y dejar que hierva hasta que la salsa se reduzca a la mitad.
Tirar las remitas de estragón, esparcir en la salsa el estragón picado.
Servir el pollo en los platos, cortado en lonchas y cubierto de salsa.

Pollo al limón

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 180° C. En una bolsa de plástico grande hay que poner la harina, meter el pollo, cerrar la bolsa y sacudir para rebozar bien el pollo.
Calentar el aceite a fuego lento en una sartén y sofreír un minuto el ajo, sin dejar de remover. Adicionar el pollo y sofreír a fuego medio, dando vuelta seguido, 5 minutos, sacar de la sartén. Añadir la cebolla y sofreír 10 minutos, removiendo a veces.
Calentar en una cazuela el caldo a con azafrán a fuego lento.
Poner en una cazuela el pollo y la cebolla y agregar el pimiento, el limón, el arroz y el caldo. Mezclar y sazonar con la pimienta.
Tapar el recipiente y cocinar en el horno 50 minutos. Disminuir la temperatura del horno a 160° C. Agregar las aceitunas y continuar la cocción 10 minutos más. Servir espolvoreado con perejil.

Pollo al estilo marroquí

Lo primero que se debe hacer es mezclar el aceite con el zumo de limón, las hierbas, el ajo y las especias en una fuente.
Hacer 3 o 4 cortes con un cuchillo en cada pechuga y poner en la fuente, dándolas vuelta. Cubrir con film transparente y dejar en adobo 2 o 3 horas en el frigorífico, dar vuelta a veces.
Escurrir el pollo y reservar el adobo. Untar a veces con el adobo, asar las pechugas a la parrilla aproximadamente media hora, salpimentar.
Para preparar la ensalada hay que pelar las zanahorias y rallarlas en una ensaladera. Limpiar el repollo, cortarlo en juliana, ponerlo en un colador, aclarar bajo el chorro de agua fría, escurrir bien mezclar con la zanahoria. Poner en el colador los brotes de soja y de alfalfa, aclarar bien, escurrir y agregar a la ensalada. Aclarar escurrir las pasas y echarlas en la ensalada.
Servir el pollo con la ensalada y el pan árabe.

Pollo a la vasca

Lo primero que se debe hacer es sacar las piezas de pollo con papel de cocina. Poner la harina en una bolsa de plástico grande, condimentar con sal y pimienta e meter el pollo. Cerrar la bolsa y sacudir para enharinar el pollo.
En una cazuela refractaria, calentar 2 cucharadas de aceite. Echar el pollo y sofreír a fuego medio-fuerte, dándole la vuelta con frecuencia, 15 minutos o hasta que esté dorado. Colocarlo en un plato y reservar.
Hay que calentar el aceite restante en la cazuela y añadir la cebolla y el pimiento. Reducir a fuego medio y sofreír hasta que la cebolla esté dorada y tierna. Agregar el ajo, el chorizo y la pasta de tomate y rehogar, removiendo, durante 3 minutos; echar el arroz y sofreír, sin dejar de remover, 2 minutos o hasta que los granos de arroz estén transparentes.
Adicionar el caldo, la guindilla y el tomillo, sazonar y remover bien. Llevar a ebullición. Devolver el pollo a la cazuela, presionándolo suavemente entre el arroz. Tapar y cocinar a fuego muy lento 45 minutos o hasta que esté bien cocido y el arroz tierno.
Agregar al arroz el jamón, las aceitunas y la mitad del perejil. Volver a taparlo y cocinar otros 5 minutos.
Esparcir por encima el resto de perejil. Servir el pollo adornado con las rodajas de limón y las ramitas de perejil.

Muffins de pollo picante

Lo primero que se debe hacer es untar un molde para doce muffins con aceite de girasol o forrar con doce capacillos de papel.
Hay que calentar en una sartén el resto del aceite y sofreír la cebolla, la cebolleta y la guindilla a fuego lento removiendo tres minutos.
Sacar de la sartén los ingredientes y reservar.
Calentar más aceite en la sartén, echar el pollo y el pimentón y freír a fuego medio 5 minutos sin dejar de remover. Sacar el pollo y reservar.
En un cuenco hay que tamizar la harina y la levadura en polvo.
En otro bol hay que batir los huevos y agregar el aceite que quede junto con el zumo y la ralladura de limón.
Añadir la crema agria, el yogur y mezclar. Adicionar la mezcla de huevo a la de harina, agregar la cebolla, la cebolleta, la guindilla y el pollo. Salpimentar.
Repartir la mezcla en los moldes y meter al horno precalentado a 190º C, hornearlos 20 minutos, sacar y servir.

Brochette de pollo aromático

Lo primero que se debe hacer es cortar la carne de pollo ( sin hueso ni piel) en cubos.
Luego hay que pelar la cebolla y cortar en cuartos, cortar de igual manera los tomates, sacarles las semillas y cortarlos a la mitad.
Hay que armar los brochettes alternando trozos de pollo, de cebolla y de tomate.
Se debe poner en una fuente apta para horno, condimentar con las hierbas y la páprika o pimentón.
Rociar con la salsa de soja y el aceite. Salpimentar.
Meter al honro precalentado a temperatura fuerte por 20 minutos o hasta que la carne esté a punto.

Alitas de pollo con aliño de tomate

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 180°C.
Luego hay que mezclar en un recipiente 1 cucharada de aceite, el ajo y el comino.
Se deben tirar las puntas de las alitas de pollo.
Luego hay que poner las alitas en la fuente y untarlas bien con el adobo.
Ha que cubrirlas con film transparente y dejarlas macerar en un lugar fresco durante 15 minutos.
Se deben calentar 3 cucharadas de aceite en una sartén de base gruesa y freír las alitas de pollo, en tandas y dándoles la vuelta, hasta que estén bien doradas.
Hay que pasarlas a una fuente para asados. Asar las alitas de 10 a 15 minutos o hasta que estén tiernas y salga un jugo transparente al pincharlas en la parte más carnosa con la punta de un cuchillo afilado.
Se deben mezclar en un bol el resto del aceite con el tomate, el vinagre de vino blanco y la albahaca.
Hay que pasar las alitas a un cuenco que no sea metálico y allí echar el aliño por encima de forma que queden bien impregnadas.
Tapar el recipiente con film transparente y dejarlo en el frigorífico 4 horas.
Finalmente sacarlo de media una hora antes de servirlo para que esté a temperatura ambiente. Servir.

Rollitos de pollo con aceitunas

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 200°C. Deshuesar las aceitunas y trocearlas. Mezclarlas con la mantequilla y el perejil en un bol.
Poner las pechugas de pollo entre 2 hojas de film transparente y aplanarlas suavemente con una maza o un rodillo.
Untar las pechugas con la mantequilla de aceitunas y enrollarlas. Fijarlas con palillos o atarlas con hilo de cocina si es necesario.
Poner los rollitos de pollo en la bandeja del horno. Rociarlos con el aceite de las aceitunas y asarlos al horno de 45 a 55 minutos o hasta que estén tiernos y el líquido salga transparente al pincharlos con un cuchillo.
Pasar los rollitos a una tabla de picar y desechar los palillos o el hilo. Con un cuchillo afilado, cortarlos en rodajas y servirlas enseguida.