Arroz frito al huevo con verduras y cebolla crujiente

Lo primero que se debe hacer es calentar en el wok la mitad del aceite y freír el ajo y la guindilla 2 o 3 minutos.
Hay que agregar los champiñones, los tirabeques y el maíz, y saltear durante 2 o 3 minutos. Añadir la salsa de soja, el azúcar y la albahaca y luego adicionar el arroz.
Se debe poner la mezcla en un lado del wok y verter el huevo en la base. Hay que remover hasta que se cuaje antes de mezclarlo con el salteado.
Calentar el resto del aceite en una sartén y freír la cebolla hasta que esté crujiente y dorada. Servir el plato con la cebolla frita por encima.

Arroz fantasía al estilo caribeño

Lo primero que se debe hacer es derretir en una sartén grande de base gruesa o en una cazuela refractaria la mantequilla. Luego hay que añadir la cebolla y el ajo y sofreír a fuego lento, removiendo de vez en cuando, unos 5 minutos o hasta que estén tiernos.
Se debe agregar la zanahoria, el guandú, la canela, el tomillo, el caldo, el coco y la guindilla, remover bien y salpimentar al gusto. Llevar a ebullición removiendo frecuentemente.
Hay que adicionar el arroz y volver a llevarlo a ebullición, disminuir el fuego, tapar la cazuela y dejar que hierva lentamente durante 15 minutos o hasta que el arroz esté tierno y todo el líquido se haya absorbido.
Sacar y tirar el tomillo y la canela y ahuecar el arroz con un tenedor. Colocar en boles y servir.

Arroz con lima

Lo primero que se debe hacer es calentar el aceite en una sartén de base gruesa o en una cazuela refractaria.
Hay que rehogar la cebolla y el ajo a fuego suave 2 minutos, removiendo de vez en cuando.
Se debe echar el arroz y rehogar otro minuto, removiendo. Verter el caldo, aumentar la temperatura y llevar a ebullición. Luego hay que disminuir el fuego.
Tapar la sartén y dejar cocinar el arroz unos 10 minutos, hasta que esté listo y haya absorbido todo el líquido.
Rociar el arroz con el zumo de lima y ahuecar con un tenedor. Esparcir el cilantro por encima y servir.

Arroz con leche y especias

Lo primero que se debe hacer es poner en una olla la leche de coco y la leche y calentarlas a fuego lento.
Agregar el azúcar y remover hasta que se haya disuelto.
Luego hay que adicionar el arroz y la pimienta de jamaica, y llevar gradualmente a ebullición.
Dejar hervir a fuego lento, removiendo varias veces, entre 40 minutos y una hora, hasta que se espese.
Finalmente añadir la mantequilla y, cuando se haya derretido, servir el arroz con leche enseguida, espolvoreado con canela.

Arroz con leche griego

Lo primero que se debe hacer es poner el arroz en una olla y agregar el agua. Llevar a ebullición, y dejar que se cocine a fuego lento entre 12 y 15 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que el arroz haya absorbido el agua.
Hay que mezclar en u cuenco la harina de maíz con 2 cucharadas de leche entera.
Adicionar el resto de la leche al arroz, llevar nuevamente a ebullición y dejar que cueza a fuego lento durante unos 20 o 25 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que el arroz esté muy blando y haya embebido la mayor parte de líquido.
Agregar el azúcar, la vainilla o la ralladura de limón y la mezcla de harina de maíz, unir todo bien y llevar a ebullición de nuevo; a continuación, dejar hervir a fuego lento otros 5 minutos, sin dejar de remover.
Poner el arroz con leche a boles con una cuchara y dejar enfriar. Servir frío espolvoreado con abundante canela.

Arroz con leche a la española

Lo primero que se debe hacer es rallar bien finas las pieles de la naranja y el limón y reservar.
Luego hay que enjuagar con agua fría una cazuela de base gruesa sin secarla.
Se debe poner en la cazuela a fuego medio-fuerte la leche y el arroz y llevar a ebullición.
Disminuir el fuego, agregar el azúcar extrafino, la vainilla, la ralladura de limón y de naranja y la sal, y dejar que cueza a fuego lento, removiendo con frecuencia, hasta que esté espeso y cremoso y los granos de arroz, tiernos.
Hay que sacar la vainilla y adicionar la nata. Servir el arroz con leche enseguida, espolvoreado con azúcar moreno, o dejar enfriar completamente, tapar y guardar en el frigorífico hasta que lo necesite.

Arroz con judías negras

Lo primero que se debe hacer es poner la cebolla en una picadora con el ajo y el caldo y batir hasta que tenga la consistencia de una salsa con tropezones.
Hay que calentar el aceite en una sartén de base gruesa y saltear el arroz hasta que esté dorado.
Agregar la mezcla de cebolla, ajo y caldo, y el líquido de cocción de las judías, con algunas judías. Adicionar el comino y salpimentar el arroz.
Se debe tapar la sartén y cocinar a fuego medio-bajo durante 10 minutos o hasta que el arroz esté a punto.
Hay que ahuecar el arroz con un tenedor y dejar reposar durante 5 minutos, tapado. Servir con las rodajitas de cebolleta y el cilantro picado esparcidos por encima.

Arroz azafranado con verduras

Lo primero que se debe hacer es poner en un bol refractario las hebras de azafrán y agregar el caldo caliente, hay que dejarlo reposar.

Hay que calentar el aceite a fuego entre medio y alto en una cazuela de base gruesa no muy profunda y refractaria. Agregar la cebolla y rehogar durante unos 3 minutos.

Adicionar después el ajo y continuar rehogando unos 2 minutos más o hasta que la cebolla esté tierna pero no dorada.

Hay que enjuagar el arroz hasta que el agua salga clara. Escurrir y agregar a la cazuela junto con las judías. Remover hasta que estén bien impregnados de aceite.

Se debe verter el caldo y salpimentar al gusto. Llevar a ebullición, bajar el fuego y dejar que cueza a fuego lento, sin tapar y sin remover, unos 12 minutos.

Añadir los guisantes, removiendo suavemente, y dejar que el arroz siga hirviendo unos 8 minutos más o hasta que haya embebido todo el líquido, y las judías y los guisantes estén tiernos.

Finalmente sazonar y servir decorado con perejil.

Risotto de setas silvestres

Lo primero que se debe hacer es poner las setas secas en un cuenco con agua hirviendo. Dejarlas remojar media hora; sacarlas del agua y secarlas con papel de cocina. Pasar el líquido del remojo por un colador forrado con papel de cocina y reservar.
Limpiar las setas frescas con un cepillo. Calentar 3 cucharadas de aceite en una sartén y saltear las setas frescas 1 o 2 minutos. Agregar el ajo y las setas remojadas y sofreír unos 2 minutos, removiendo. Pasar a una bandeja.
Calentar el aceite restante y la mitad de la mantequilla en una cazuela. Echar la cebolla y sofreír a fuego medio 2 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que esté tierna.
Disminuir el fuego, echar el arroz y remover bien. Seguir removiendo durante 2 o 3 minutos, hasta que los granos se tornen translúcidos.
Verter el vermut y seguir removiendo 1 minuto más hasta que se evapore. Agregar el caldo de a poco, removiendo tras cada incorporación hasta que el arroz lo embeba. Aumentar el fuego a medio para que el líquido borbotee. Cocinar el arroz 20 minutos o hasta que absorba el caldo y esté cremoso.
Verter la mitad del líquido del remojo sobre el risotto y agregar las setas. Salpimentar y, si fuera preciso, agregar más líquido.
Sacar la sartén del fuego y agregar la mantequilla, el parmesano y el perejil. Servir el risotto.

Risotto de remolacha, jerez seco y vino tinto

Lo primero que se debe hacer es poner las cerezas con el vino en un cazo y llevar a ebullición.
Disminuir el fuego y dejar que la fruta hierva a fuego lento 2 o3 minutos o hasta que el líquido haya reducido ligeramente. Sacar el cazo del fuego y reservar.
Hay que calentar el aceite de oliva en una cazuela de base gruesa a fuego medio. Echar la cebolla el apio y el tomillo y rehogar, removiendo de vez en cuando, durante 3 minutos o hasta que empiecen a ablandarse. Agregar el ajo y sofreír 30 segundos.
Disminuir el fuego, echar el arroz y remover para que se empape del aceite. Sofreír, removiendo, 2 o 3 minutos o hasta que los granos estén transparentes.
Verter el caldo de a poco, removiendo tras cada incorporación hasta que el arroz lo embeba.
Aumentar el fuego a medio para que el líquido borbotee. Cocinar el arroz unos 20 minutos o hasta que el caldo haya sido absorbido y el arroz esté cremoso.
A mitad del tiempo de acción, secar las cerezas del vino con una espumadera y echar al arroz con la remolacha y la mitad del vino. Seguir incorporando el caldo y el resto del vino.
Añadir el eneldo y el cebollino, remover el arroz y salpimentar. Servir el risotto con un poco de parmesano por encima si lo desea.

Risotto con verdura asada

Lo primero que se debe hacer es calentar el aceite con 2 cucharadas de mantequilla en una cazuela profunda a fuego medio hasta que la mantequilla se haya derretido. Echar la cebolla y rehogar, removiendo de vez en cuando, 5 minutos o hasta que esté tierna y empiece a dorarse.
Disminuir el fuego y añadir el arroz. Remover bien para que se empape del aceite y la mantequilla. Sofreír, sin dejar de remover, durante 2 o 3 minutos o hasta que los granos estén transparentes.
Verter el caldo de a poco, removiendo tras cada incorporación hasta que el arroz lo embeba.
Aumentar el fuego a medio para que el líquido borbotee. Cocinar el arroz unos 15 minutos y agregar la mayor parte de las hortalizas. Reservar unos trozos para adornar. Seguir hirviendo el arroz 5 minutos más o hasta que el caldo haya sido absorbido y el arroz esté cremoso. Salpimentar al gusto.
Sacar el risotto del fuego, agregar el resto de la mantequilla y remover con el arroz hasta que se haya fundido.
Poner el risotto en platos calientes, disponer las hortalizas alrededor o encima del arroz y esparcir las hierbas frescas antes de servirlo. Servir.

Arroz jazmín con limón y albahaca

Lo primero que se debe hacer es lavar el arroz con agua fría hasta que salga clara. Llevar el agua a ebullición en una olla y agregar el arroz.
Llevar de nuevo a ebullición, bajar el fuego, tapar la olla y cocinar a fuego lento durante 12 minutos. Separar la cazuela del fuego y dejar reposar el arroz, tapado, durante 10 minutos.
Hay que ahuecar el arroz con un tenedor y mezclar con la ralladura de limón. Servir con la albahaca esparcida por encima.