Pastelitos de patata y feta

Lo primero que se debe hacer es hervir las patatas en agua con un poco de sal alrededor de 25 minutos.
Escurrir, pelar y ponerlas en un cuenco y chafar con un tenedor o un pisapuré.
Agregar la cebolleta, el queso feta, el tomillo, el huevo y el zumo de limón, salpimentar. Mezclar.
Cubrir el cuenco con un film transparente y dejar una hora en el frigorífico.
Agarrar puñados de masa con las manos y formar bolas del tamaño de una nuez. Aplanar y pasar por harina.
En una sartén calentar el aceite y freír los pastelitos hasta que estén dorados por los dos lados. Dejar escurrir sobre papel absorbente y servir decorados por el cebollino.

Patatas con rebozado de queso

Cocinar las patatas en agua con sal durante 10 minutos. Escurrir y poner sobre papel de cocina, reservar.
Mezclar la nata líquida con el queso gruyer en un cuenco. Sazonar con la cayena, sal y pimienta.
Poner las claras de huevo a punto nieve, incorporar a la mezcla de queso.
Echar las patatas en un cuenco y remover para que se impregnen bien.
Calentar abundante aceite en una sartén. Sacar las patatas de la mezcla de queso y freír, por tandas, 3 o 4 minutos.
Servir las patatas en una fuente caliente adornada con perejil picado y queso rallado.

Horneado de patatas a los cuatro quesos

Lo primero que se debe hacer es cocinar los gajos de patata en agua hirviendo 10 minutos, escurrir.
Por otra parte hay que derretir la mantequilla en una cazuela y rehogar la cebolla y el ajo a fuego suave 2 o 3 minutos. Agregar la harina y rehogar todo un minuto más. Verter de a poco la leche y llevar a ebullición, sin dejar de remover.
Bajar el fuego y agregar, removiendo, los corazones de alcachofa, las verduras, la mitad de cada uno de los cuatro quesos y el tofu. Sazonar con tomillo, sal y pimienta.
Poner una capa de gajos de patata en la base de una fuente refractaria no muy honda. Repartir la preparación de verduras por encima y cubrir con el resto de las patatas. Espolvorear los quesos restantes.
Cocinar en el horno precalentado a 200°C durante media hora o hasta que las patatas estén bien cocidas y la superficie se haya dorado.
Servir decorado con ramitas de tomillo fresco.

Quiche de atún y queso

Lo primero que se debe hacer es hervir las patatas 10 minutos en agua, escurrir y hacer un puré.
Agregar la mantequilla y la harina y formar una masa. Trabajarla sobre una superficie enharinada y presionar en un molde redondo de 20 cm. Pinchar con un tenedor, forrar con papel vegetal y poner encima legumbres secas para cocinar 20 minutos en vacío en el horno precalentado a 200°C.
En una sartén calentar el aceite y freír el chalote, el ajo y el pimiento 5 minutos. Escurrir y poner sobre la masa. Esparcir el maíz y el atún desmenuzado por encima.
Mezclar en un bol la leche con el huevo y eneldo, salpimentar. Verter sobre la base de la quiche la mezcla de huevo y esparcir queso rallado.
Hornear 20 minutos aproximadamente, decorar con eneldo fresco y gajos de limón. Servir con verduras variadas o ensaladas.

Croquetas de jamón y queso

Lo primero que se debe hacer es poner las patatas en una cazuela con la leche y llevar a ebullición. Bajar el fuego y cocinar hasta que toda la leche se haya consumido y las patatas estén cocidas.
Echar la mantequilla y hacer un puré. Agregar la cebolleta, el queso, el jamón, el apio, el huevo y la harina. Salpimentar y dejar que se enfríe.
Para el rebozado hay que batir los huevos en un bol y poner el pan rallado en un plato. Formar 8 croquetas redondas con la masa, pasar por huevo y rebozar con el pan rallado.
Para preparar la salsa hay que derretir la mantequilla en un cazo. Agregar la harina y freír un minuto. Sacar el cazo del fuego y agregar la leche, el caldo, el queso, la mostaza y el cilantro.
Hervir, removiendo, hasta que espese. Bajar el fuego y reservar la salsa caliente.
Calentar abundante aceite en la freidora o en una sartén honda y freír las croquetas 5 minutos. Escurrir y servir con la salsa.

Tortilla de espinaca y queso feta

Lo primero que se debe hacer es calentar dos cucharadas de mantequilla en una sartén y sofreír las patatas a fuego suave entre 7 y 10 minutos hasta que se doren, removiendo. Poner en un cuenco.
Rehogar el ajo, el pimentón y el tomate en la misma sartén dos minutos.
Batir los huevos con pimienta y mezclar con las patatas.
Escaldar las espinacas con agua hirviendo un minuto y después escurrir. Pasar bajo el chorro de agua fría y secar con papel de cocina. Mezclar con las semillas de hinojo, el queso feta y el yogur.
Calentar una cucharada de mantequilla en una sartén. Verter ¼ de la preparación de huevo y patata y cocinar dos minutos, dándola vuelta una vez hasta que el huevo se cuaje.
Pasar la tortilla a una fuente de servir. Poner ¼ de la preparación de tomate y de espinacas sobre la mitad de la tortilla y doblar por encima. Preparar así las otras tres tortillas.

Sopa de batata y queso

Lo primero que se debe hacer es derretir la mantequilla en una cazuela grande a fuego medio. Echar la cebolla y el puerro y rehogar, removiendo 3 minutos.
Agregar la batata, rehogar todo cinco minutos más, removiendo y verter el caldo de verduras.
Sazonar con el perejil, el laurel y pimienta. Llevar a ebullición, bajar el fuego y cocinar 30 minutos.
Sacar la cazuela del fuego y dejar enfriar unos 10 minutos, tirar el laurel.
Pasar la mitad de la sopa al robot de cocina y triturar. Echar la crema en la cazuela con el resto de la sopa, añadir la nata y calentar 5 minutos.
Agregar de a poco el queso desmenuzado sin dejar que la sopa hierva.
Sacar la cazuela del fuego y verter la sopa en platos. Decorar con el queso y servir acompañado de pan.

Crema de maíz dulce, patata y queso

Lo primero que se debe hacer son los picatostes. Hay que retirar la corteza de las rebanadas de pan y cortar las rebanadas en daditos de 5 mm.
Calentar el aceite en una sartén y freír los dados de pan hasta que estén bien dorados.
Escurrir sobre papel de cocina y reservar.
En una cazuela hay que fundir la mantequilla, echar los chalotes y freír a fuego alto, removiendo a veces 5 minutos. Agregar las patatas y rehogar, removiendo dos minutos.
Añadir la harina y dejar en el fuego, removiendo un minuto. Sacar la cazuela del fuego y verter el vino y de a poco la leche. Poner nuevamente la cazuela en el fuego y llevar todo a ebullición, sin dejar de remover. Bajar el fuego y dejar hervir.
Agregar el maíz, el queso, la salvia y la nata. Calentar todo hasta que el queso se derrita.
Pasar la sopa a boles precalentados, distribuir los picatostes por encima, decorar con salvia y servir.

Muffins a las hierbas con queso ahumado

Lo primero que se debe hacer es untar con aceite de girasol un molde para doce muffins o forrarlo con doce capacillos de papel.

En un cuenco hay que tamizar la harina, el bicarbonato sódico y la levadura en polvo.

Agregar el queso ahumado y el perejil y mezclar.

En un bol aparte hay que batir un poco el huevo con el yogur y la mantequilla fundida.

Se debe unir la mezcla de yogur con la de harina y remover un poco.

Hay que distribuir la pasta en el molde y cocinar a horno precalentado a 200º C aproximadamente 20 minutos.

Sacar y servir calientes o fríos.

Bocaditos de queso y romero

Lo primero que se debe hacer es engrasar dos bandejas para horno con mantequilla.
Se debe poner la harina, la mantequilla, el queso, la cayena y el romero picado en un robot de cocina y lograr una masa.
Hay que extender la masa sobre una superficie enharinada, recortar figuras en forma de corazón y estrellas con un cortapastas.
Colocar las figuras sobre las bandejas, cubrir con film transparente y dejar media hora en el frigorífico.
Pintarlas con la yema de huevo batida y cocinar 10 minutos a horno precalentado a 180º C.
Dejarlas enfriar en las bandejas 10 minutos y servirlas calientes o frías.

Bocaditos de queso al curry

Lo primero que se debe hacer es engrasar un poco con mantequilla cuatro bandejas para horno.
En un cuenco hay que tamizar la harina y la sal, agregar el curry y ambos quesos rallados. Adicionar la mantequilla y trabajar la mezcla.
Hay que extender la masa sobre una superficie enharinada hasta lograr un rectángulo no muy grueso.
Recortar círculos con el cortapastas y ponerlos en una bandeja para horno.
Cocinar a horno precalentado a 180º C aproximadamente 15 minutos.
Dejar enfriar en las bandejas, ponerlos sobre una rejilla metálica hasta que estén fríos y servir.

Tartaletas de queso feta y espinacas

Lo primero que se be hacer es en engrasar seis moldes acanalados con base desmontable para tartaletas con mantequilla.

Se debe dividir en 6 partes la masa, extenderla sobre una superficie enharinada y ponerlas en los moldes.

Pasar un rodillo por los bordes para sacar el exceso de masa.

Recortar 6 pedazos de papel vegetal y poner un trozo sobre cada tartaleta, colocar encima las judías secas y meterlas media hora en el frigorífico.

Hay que hornear las bases de las tartaletas 10 minutos en el horno precalentado a 200º C, sacar las judías y el papel.

Se deben escaldar las espinacas en agua hirviendo un minuto, escurrir y presionar para sacar el agua y picarlas.

En una sartén fundir la mantequilla y rehogar allí las espinacas, salpimentar.

Agregar la nata y las yemas de huevo. Desmenuzar el queso feta y repartir en las tartaletas. Poner encima la crema de espinacas y hornear diez minutos.

Poner arriba los piñones y hornear cinco minutos más. Adornar con tomates cereza y ramitas de perejil. Servir.