Risotto de marisco

Lo primero que se debe hacer es envolver las cabezas y pieles de las gambas en un paño limpio y chafarlas con la mano de mortero.
Hay que poner ese envoltorio y el jugo que se haya derramado en la cazuela. Adicionar el limón, el ajo, los moluscos y el agua. Tapar y llevar a ebullición. Cocinar 5 minutos sacudiendo la cazuela hasta que los moluscos se abran. Dejar que se enfríen, sacar de la concha y reservar.
Colar el caldo con un colador forrado con muselina y agregar agua hasta lograr 1 ¼ litros. Poner a hervir a fuego lento.
Calentar el aceite a fuego medio con dos cucharadas de mantequilla en una cazuela. Sofreír la cebolla con la mitad del perejil hasta que esté tierna.
Disminuir el fuego, echar el arroz y sofreír hasta que esté traslúcido.
Adicionar el vino y sin dejar de remover cocinar 1 minuto. Agregar el caldo caliente de a poco y sin dejar de remover hasta que se absorba el líquido.
En una cazuela hay que derretir 60 grs. de mantequilla y sofreír los calamares 3 minutos. Adicionar las gambas y sofreír de 2 a 3 minutos.
Verter el marsala y dejar que se evapore. Pasar el marisco al arroz, agregar la mantequilla y perejil restantes, salpimentar. Calentar despacio y servir.

Paella de mejillones al vino blanco

Lo primero que se debe hacer es cocinar el bacalao en el caldo 5 minutos, pasar a un escurridor y aclarar con agua fría. Trocear y reservar en un cuenco. Cocinar los mejillones en el caldo 5 minutos y ponerlos en el cuenco del bacalao tirando los que no se hayan abierto.
Se debe calentar a fuego medio el aceite en una paella y sofreír la cebolla. Agregar el ajo, la cayena y el azafrán con el agua del remojo y rehogar 1 minuto removiendo. Adicionar el tomate y el pimiento y sofreír 2 minutos, removiendo.
Adicionar el arroz y rehogar 1 minuto sin dejar de remover. Agregar el vino y casi todo el caldo y llevar a ebullición.
Cocinar el arroz 10 minutos sin remover, adicionar los guisantes y el eneldo y sazonar.
Cocinar 10 minutos más, agregar el pescado y los mejillones y cocinar 3 minutos más.

Estofado de pescado y marisco de Livorno

Lo primero que se debe hacer es salpimentar el bogavante, los calamares, el pescado, reservar.
Hay que calentar 4 cucharadas de aceite en una cazuela y sofreír la cebolla, la zanahoria y el apio a fuego medio. Agregar el vino (reservar 50 ml), el agua, el tomate, el laurel y la guindilla, cocinar a fuego lento 50 minutos. Colar el caldo y reservar 1 ¼ litros.
Rociar el pan con dos cucharadas de aceite y dorar en el horno precalentado a 200° C 10 minutos. Frotar con un diente de ajo y reservar.
Hay que abrir los mejillones con el vino reservado en una cazuela tapada a fuego fuerte, sacudir seguido. Colar el jugo de la cocción y reservar.
Picar el resto del ajo. Calentar el resto del aceite en una cazuela y sofreír la salvia y el ajo 1 minuto. Sofreír los calamares, removiendo, 2 o 3 minutos, reservar.
Hay que poner en una cazuela el pescado y el caldo, llevar a ebullición y cocinar 5 minutos. Agregar los calamares con el jugo de la sartén, los mejillones, el bogavante y 2 cucharadas del líquido de los mejillones.
Calentar dos minutos, servir con las tostadas al ajo.

Mejillones con mantequilla al ajo y a las hierbas

Lo primero que se debe hacer es limpiar los mejillones raspando o frotando las conchas. Tirar las que tengan la concha rota y las que no se cierren al golpearlas.
Poner en un colador y aclarar bien bajo el agua.
Hay que colocar los mejillones en una olla con el vino y el laurel, taparla y sacudir a veces, cocinar a fuego vivo 3 o 4 minutos. Escurrir y tirar los que sigan cerrados.
Sacar los mejillones de la concha y reservar la mitad de las valvas. Poner los mejillones en sus medias conchas en una fuente.
Fundir en un cazo la mantequilla y verter en un bol. Agregar el pan rallado, el perejil, el cebollino, el ajo, sal y pimienta, mezclar.
Poner una porción pequeña de mantequilla en cada una de las valvas.
Calentar los mejillones 10 minutos en el horno precalentado a 230º C. Servir enseguida decorado con ramitas de perejil y gajos de limón.

Bullabesa

Lo primero que se debe hacer es calentar a fuego medio el aceite en una cacerola y sofreír el ajo y la cebolla 3 minutos, removiendo. Agregar el tomate, el caldo, el vino, el laurel, el azafrán y las hierbas, llevar a ebullición, tapar la cazuela y cocinar a fuego lento media hora.
Dejar los mejillones 10 minutos sumergidos en agua con sal. Raspar las conchas bajo el chorro de agua fría y arrancar las barbas.
Desechar los mejillones con la concha rota y los que no se cierren el darles el golpecito.
Poner los sanos en una cazuela grande con un poco de agua y cocinar a fuego vivo 4 minutos. Sacar la cazuela del fuego y desechar los que no se abran.
Una vez que la sopa esté preparada hay que aclarar el pescado, enjuagarlo, cortar en trozos grandes, añadir a la cazuela y cocinar 5 minutos. Adicionar los mejillones, las gambas y las vieiras, salpimentar y cocinar 3 minutos más.
Sacar la cazuela del fuego, tirar el laurel y servir la bullabesa en platos hondos con rebanadas de pan.

Paella mixta

Lo primero que se debe hacer es poner las hebras de azafrán con el agua en un bol y dejarlas en remojo unos minutos.
Luego hay que calentar 3 cucharadas de aceite en una paellera de 30 cm de diámetro. Sofreír el pollo a fuego medio-fuerte, dándole la vuelta con frecuencia, 5 minutos o hasta que esté dorado y crujiente. Ponerlo en un plato y reservar. Echar el chorizo a la paellera y sofreír, removiendo, 1 minuto o hasta que empiece a estar crujiente. Reservar junto con el pollo.
Hay que calentar otras 3 cucharadas de aceite en la paellera y sofreír la cebolla 2 minutos, sin dejar de remover. Agregar el ajo y el pimentón y sofreírlos, removiendo, 3 minutos, hasta que la cebolla esté tierna pero no dorada.
Adicionar el arroz, bien escurrido, las judías y los guisantes y remover hasta que los ingredientes estén empapados en el aceite. Agregar el pollo y el chorizo junto con sus jugos.
Verter el caldo y el azafrán con el agua de remojo y sazonar al gusto. Llevar a ebullición, removiendo sin cesar, y dejar que cueza lentamente, sin tapar y sin remover, 15 minutos o hasta que el arroz esté casi hecho y el líquido casi absorbido.
Distribuir sobre el arroz los mejillones, las gambas y el pimiento; tapar la paellera y cocinar lentamente, sin remover, 5 minutos o hasta que las gambas estén rosadas y los mejillones se abran. Esparcir el perejil y servir.

Pasta con marisco a la papillote

Lo primero que se debe hacer es poner una cucharada de aceite de oliva en una cacerola y sofreír una guindilla y la mitad del ajo de 2 a 3 minutos, removiendo a veces.
Hay que añadir el tomate con su jugo y el vino y dejar cocinar a fuego lento una hora. Colar la salsa, salpimentar y reservar.
Precalentar el horno a 180º C, cocinar la pasta en agua hirviendo con un poco de sal 9 minutos o hasta que esté al dente.
Hay que calentar el aceite restante y la mantequilla en una cacerola. Sofreír a fuego lento la otra guindilla y el resto del ajo cinco minutos, removiendo a veces.
Agregar el calamar, los langostinos y mejillones, tapar y cocinar a fuego lento 4 o 5 minutos. Sacar la cacerola del fuego y agregar la carne de cangrejo.
Escurrir la pasta y agregar el marisco con la salsa, el perejil y la albahaca, mezclar.
Cortar cuatro cuadrados grandes de papel vegetal, poner la pasta y el marisco en la mitad de los mismos, doblar la otra mitad por encima y sellar bien los bordes.
Hornear diez minutos y servir.

Tallarines y mejillones al vino blanco con ajo y perejil

Lo primero que se debe hacer es raspar los mejillones y desbarbarlos bajo el chorro de agua, enjuagar y desechar los que estén rotos o los que no se cierren al darles un golpe.
Colocar en una cacerola la cebolla, el ajo, el vino blanco, las hierbas y la mitad de la mantequilla. Llevar todo a ebullición y bajar el fuego.
Añadir los mejillones, salpimentar y tapar. Dejar cocinar a fuego moderado aproximadamente 4 minutos, agitando la cacerola hasta que se abran.
Retirar del fuego, sacar con una espumadera y reservar el líquido de la cocción.
Tirar los mejillones que estén cerrados y sacar el resto de las valvas, reservando algunos enteros para decorar.
Cocinar los tallarines al dente, escurrir y repartir en 4 platos. Colocar los mejillones sobre la pasta, colar el líquido de la cocción de los mejillones y volver a echarlo en la cacerola.
Agregar el resto de la mantequilla y calentar hasta que se derrita. Verter sobre la pasta, decorar con los mejillones reservados y servir.

Sopa de pescado con anellini

Lo primero que se debe hacer es calentar en una cacerola aceite allí hay que sofreír la cebolla y el ajo 5 minutos a fuego lento, remover.

Hay que verter el caldo de pescado sofrito. Agregar el tomate con su jugo, las hierbas, el azafrán y la pasta, y salpimentar.

Llevar a ebullición, tapar la cacerola y cocinar 15 minutos a fuego lento.

Añadir el rape, los mejillones y las gambas. Tapar y dejar cocinar 10 minutos. Servir en boles precalentados.

Cóctel de mejillones con manzanas verdes

Primero hay que mezclar las gambas cocidas, peladas y troceadas con la carne de mejillón y con los pimientos verdes y rojo cortado muy pequeñitos en un bol.
Hay que poner el zumo de limón, la mayonesa y el kétchup y ligar el conjunto con un poco de aceite de oliva, poniéndolo a punto de sal.
Hay que colocarlo sobre la manzana verde cortada en capas el cóctel y decorar con un trozo de carne de mejillón.
Servir.

Mejillón verde

Lo primero que se debe hacer es cocinar los mejillones y picarlos.
Luego hay que preparar una salsa bechamel no muy suelta.
Se deben cocinar las espinacas y picarlas muy finas.
Hay que mezclarlas con la bechamel y los mejillones picados.
Luego hay que rellenar con esta mezcla las cáscaras de los mejillones. Finalmente hay que rebozarlos en huevo batido y pan rallado y freírlos en abundante aceite caliente.

Arroz con mejillones y salmón

Lo primero que se debe hacer es freír y cortar la cebolla y el morrón en aceite de oliva.
Luego hay que agregar el caldo de gallina y cocinar el arroz con los mejillones y dados de salmón.
Agregar el vino y seguir cocinando hasta que se evapore, cuando esté casi listo incorporar el queso.