Merengues de fresa y rosas

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 110º C. Forrar 2 bandejas del horno grandes con papel vegetal.
En un cuenco grande poner las claras y batir hasta que formen picos. Echar la mitad del azúcar, seguir batiendo y agregar el resto del azúcar, remover.
Poner el merengue en una manga pastelera con boquilla grande en forma de estrella. Hacer en las bandejas tiras de 24 x 7,5 cm.
Hornear 1 hora aproximadamente y dejar enfriar sobre una rejilla metálica.
Para realizar la crema de fresas hay que triturar las fresas en una batidora o en el robot de cocina.
Colar el puré sobre un bol, adicionar el azúcar y el agua de rosas, remover. Montar la nata en otro bol y mezclar bien con el puré de fresas.
Juntar 2 tiras de merengue con la crema de fresas en el medio y colocarlas en una fuente. Cortar 6 fresas en láminas para decorar.
Poner los pétalos de rosa por encima y servir con las fresas enteras restantes.

Muffins de fresa a la taza

Lo primero que se debe hacer es engrasar 6 tazas redondas y gruesas con mantequilla, se debe repartir la confitura de fresa en las tazas y precalentar el horno a 180º C.

Hay que poner la mantequilla y el azúcar en un cuenco y batir bien. Agregar de a poco los huevos, batiendo bien y adicionar la esencia de vainilla.

Se debe tamizar la harina y agregar a la mantequilla con una cuchara de metal. Poner la masa en las tazas.

Poner las tazas en una fuente refractaria y verter el agua caliente hasta 1/3 de altura.

Hornear 40 minutos los muffins a baño maría, dejar enfriar 3 o 4 minutos, sacar las tazas con cuidado de la fuente y poner en platos de postre.

Poner algunas fresas encima y espolvorear con azúcar glasé. Servir caliente con las fresas restantes.

Helado de fresa

Lo primero que se debe hacer en un cazo de base gruesa es calentar a fuego lento el azúcar con el agua, removiendo, hasta que se haya disuelto.
Se debe llevar a ebullición y dejarlo hervir 5 minutos sin remover, hasta obtener un almíbar. Retirar inmediatamente el almíbar del fuego y dejarlo enfriar como mínimo 1 hora.
Hay que pasar las fresas por un colador de nailon colocado sobre un cuenco, para obtener un puré. Cuando el almíbar esté frío, agregar el puré de fresas, el zumo de limón y el de naranja, y remover bien.
Se debe montar la nata y guardar en el frigorífico por separado.
Congelar el puré en un recipiente que pueda ir al congelador, sin taparlo, de 1 a 2 horas o hasta que empiece a solidificarse por los bordes.
Pasar a un bol y remover con un tenedor o batir en el robot de cocina hasta que esté suave. Incorporar la nata montada.
Volver a dejarlo en el congelador entre 2 y 3 horas o hasta que se endurezca.
Tapar el recipiente y servir el helado adornado con fresas.

Helado de yogur y frutas del bosque

Lo primero que se debe hacer es batir en la batidora todas las frutas hasta obtener un puré suave.
Esto hay que tamizarlo con un colador colocado sobre un cuenco, para eliminar las semillas.
Luego hay que separar la yema del huevo de la clara. Añadir la yema y el yogur al puré de fruta, removiendo y reservar la clara.
Por otra parte hay que poner el vino en un cuenco refractario encajado en un cazo con agua.
Espolvorear la gelatina por encima y dejar reposar 5 minutos para que se ablande. Hay que poner el cazo a fuego lento y dejarlo hasta que la gelatina se haya disuelto.
Se debe mezclar con el puré de frutas en un chorrito continuo, mientras va batiendo. Esta preparación hay que ponerla en un recipiente para el congelador y dejarla 2 horas o hasta que esté pastosa.
Se debe batir la clara a punto de nieve bien firme. Sacar el sorbete de frutas del congelador e incorporar la clara de huevo.
Ponerlo en el congelador otra vez y dejarlo 2 horas o hasta que esté firme.
Servirlo decorado con frutas del bosque frescas o alguna salsa si lo desea.

Pavlova

Lo primero que se debe hacer es forrar 3 bandejas para el horno con papel vegetal y dibujar un círculo de 22 cm de diámetro en el centro. Montar las claras a punto de nieve. Añadir el crémor tártaro y la sal. Gradualmente, incorporar 200 grs. del azúcar.
Batir 2 minutos, hasta que esté brillante. Llenar una manga pastelera con el merengue y depositar dentro del círculo dibujado en el papel, poniendo un poquito más en el centro. Cocinar 3 horas en el horno precalentado a 110 ºC. Sacar del horno y dejar enfriar.
Batir la nata con la esencia de vainilla y el resto del azúcar. Poner la fruta en un cuenco y añadir el licor.
Hay que colocar un círculo de merengue en una fuente y untar con un tercio de la nata. Repartir por encima una tercera parte de la fruta y colocar otro círculo de merengue encima.
Extender otro tercio de la nata y después otro de fruta. Colocar el último círculo de merengue, extender otra capa de nata y después el resto de la fruta.
Decorar la pavlova con hojas de menta y servir.

Pastel de fresas

Lo primero que se debe hacer para realizar est
e pastel es tomar un bol donde se van a mezclar los ingredientes.
Primero vamos a agregar el azúcar y de a uno los huevos. Esto se debe integrar muy bien
Lego hay que añadir las dos tazas de leche y unir para luego adicionar el yogurt y la harina.
Hay que mezclar muy bien para que todo quede bien integrado.
Finalmente agregar algunas fresas limpias y cortadas en cuatro pedacitos.
Una vez que esto está listo hay que ponerlo en un molde o fuente previamente en mantecada que irá a baño maría hasta que esté listo y dorado por fuera.
Dejar enfriar y decorar con crema batida y algunas fresas que dejamos reservadas.
También se puede agregar rulos de chocolate.

Sorbete de fresa

Primero hay que limpiar las fresas y ponerlas a cocinar en una cacerola con un poco de agua durante 5 minutos.
Escurrir y pasar por el pasapurés.
En otra cacerola, calentar medio litro de agua con el azúcar y el zumo de limón. Removerlo hasta que el azúcar esté disuelto y dejarlo hervir 5 minutos.
Dejar enfriar. Colarlo e enfriarlo en la heladera.
Mezclar con el puré de fresa. Cuando esté bien frío colocarlo al congelador una hora.
Removerlo para romper los cristales de hielo.
Se deben batir las claras a punto de nieve y mezclarlas. Volver a poner en el congelador.
Al cabo de otra hora, sacarlo y removerlo otra vez.
Dejarlo en el congelador hasta la hora de servir. Poner en copas y servir.

Vainilla con fresas

Primero hay que mezclar las yemas con el azúcar; agregar la harina, la leche y la vainilla.
Hay que cocinar moviendo continuamente.
Una vez que espese, retirar y dejar enfriar.
Hay que poner las fresas lavadas y escurridas en un plato y colocar encima la mezcla.
Adornar con unas fresas partidas a la mitad. Servir.

Fresas en almíbar

No es aconsejable lavar las fresas pero lo puede hacer.
Si lo hace, una vez que estén bien secas hay que colocarlas en los frascos chicos y preparar un almíbar mezclando el agua con el azúcar e hirviendo de 3 a 5 minutos.
Hay que ponerlo hirviente en los frascos alcanzando las 3/4 partes de la altura de la fruta.
Agregar 1 pedazo de corteza de limón en cada recipiente. Poner unas gotas de coñac u otro licor o de alcohol fino, en cada recipiente, encenderlo y mientras el líquido arda, cerrar los frascos.
Hay que esterilizar los frascos durante 5 minutos, comprobando que las tapas estén herméticamente cerradas.
Conservar en lugar seco y oscuro.

Fresas al vino

Lo primero que hay que hacer es poner a calentar el vino, junto con el jugo de naranja y el azúcar, hasta que empiece a hervir.
Luego hay que sacarlo del fuego y añadir el clavo y la canela.
Hay que dejarlo en infusión hasta que se enfríe completamente.
Se debe filtrar y repartirlo fresco en las distintas copas en los que vaya a servir este postre.
Hay que lavar y secar completamente los fresones, sacarles el rabo y si fuesen demasiado grandes, cortarlos por la mitad o en cuatro partes.
Distribuirlos en las copas.

Fresas con jugo de naranjas

Primero hay que lavar las fresas sin sacarles el cabito, secar sobre un lienzo limpio, colocarlas en un bol cortadas, espolvorear con un poco de azúcar y dejar reposar en a temperatura ambiente 10 minutos.
Cuando se vaya a servir hay que exprimir las naranjas, distribuir las fresas en copas ondas, verter por encima el jugo de naranja y decorar con la nata montada y azucarada y trocitos de fresas reservadas.
Servir bien fresco.

Isla flotante con salsa de fresas

Para preparar el caramelo hay que colocar en budinera de tubo para microondas el azúcar, el agua, el zumo de limón y la vainilla.
Se debe llevar al microondas en máximo durante 5 a 6 minutos.
Acaramelar la budinera, dejar enfriar y pincelar con manteca.
Para preparar la Isla Flotante hay que batir las 8 claras a punto de nieve muy firme.
Agregar el azúcar en forma de lluvia y continuar batiendo.
Incorporar luego la fécula de maíz, mezclar suavemente, colocar en el molde acaramelado y llevar al microondas durante 5 minutos.
Retirar y dejar reposar durante 10 minutos. Desmoldar.
Servir con la salsa que se logra colocando en recipiente para microondas las fresas cortadas, el azúcar impalpable, el agua y el zumo de limón.