Patatas con coliflor y espinacas especiadas

Calentar el aceite en una cazuela y rehogar la cebolla y las especias, sin dejar de remover 2 o 3 minutos. Agregar el tomate y el caldo y llevar a ebullición. Bajar el fuego, tapar la cazuela y dejar a fuego lento 25 minutos.
Poner las patatas en otra cazuela, cubrir con agua y dejar que hiervan. Bajar el fuego, tapar la cazuela y dejar a fuego lento 15 minutos. Echar la coliflor y llevar de nuevo a ebullición.
Bajar el fuego, tapar la cazuela y dejar hervir 10 minutos más hasta que la coliflor esté hecha.
Mientras tanto hay que precalentar el gratinador del horno a temperatura media. Extender la almendra sobre una hoja de papel vegetal y tostar uno o dos minutos hasta que estén doradas.
Hay que vigilarlas porque se queman rápido. Ponerlas en un plato y reservar.
Echar las espinacas en la cazuela con las patatas y el coliflor y cocinar un minuto. Escurrir las verduras y poner otra vez en la cazuela. Verter por encima la salsa de tomate.
Pasar a una fuente precalentada, esparcir la almendra tostada por encima y servir acompañado de pan naan.

Ñoquis de patata y espinaca

Lo primero que se debe hacer es cocinar las patatas en agua hirviendo 10 minutos, escurrir y hacer puré.
Por otra parte escaldar las espinacas con un poco de agua hirviendo 1 o2 minutos, escurrir y cortar en tiras.
Poner el puré de patata sobre una superficie enharinada y formar un hueco en el centro. Echar la yema en el centro, el aceite de oliva, las espinacas y un poco de harina y mezclar rápido. Salpimentar y agregar la harina gradualmente hasta obtener una masa firme. Dividir en bolitas bien pequeñas.
Poner los ñoquis por tandas en abundante agua hirviendo con sal 5 minutos o hasta que floten.
Para preparar la salsa poner el aceite, el chalote, el ajo, la passata y el azúcar en una cazuela y dejar a fuego suave 10 o 15 minutos, salpimentar.
Escurrir los ñoquis con una rasera y repartir entre los platos calientes. Verter la salsa por encima y decorar con hojas de espinaca.

Tortilla de espinaca y queso feta

Lo primero que se debe hacer es calentar dos cucharadas de mantequilla en una sartén y sofreír las patatas a fuego suave entre 7 y 10 minutos hasta que se doren, removiendo. Poner en un cuenco.
Rehogar el ajo, el pimentón y el tomate en la misma sartén dos minutos.
Batir los huevos con pimienta y mezclar con las patatas.
Escaldar las espinacas con agua hirviendo un minuto y después escurrir. Pasar bajo el chorro de agua fría y secar con papel de cocina. Mezclar con las semillas de hinojo, el queso feta y el yogur.
Calentar una cucharada de mantequilla en una sartén. Verter ¼ de la preparación de huevo y patata y cocinar dos minutos, dándola vuelta una vez hasta que el huevo se cuaje.
Pasar la tortilla a una fuente de servir. Poner ¼ de la preparación de tomate y de espinacas sobre la mitad de la tortilla y doblar por encima. Preparar así las otras tres tortillas.

Bacalao con espinacas a la catalana

Lo primero que se debe hacer es poner en un bol las pasas, cubrirlas con agua caliente y dejar en remojo 15 minutos, escurrir.
En una sartén sin aceite hay que dorar los piñones a fuego medio sin dejar de remover.
En otra sartén a fuego medio hay que calentar el aceite y sofreír el ajo hasta que se dore.
Sacar con la espumadera y tirarlo.
Hay que echar las espinacas en el aceite y freír 4 o 5 minutos tapadas. Destapar la sartén, adicionar las pasas escurridas y los piñones y cocinar las espinacas destapadas hasta que el líquido se evapore. Sazonar y reservar calientes.
Hay que untar los filetes de bacalao con un poco de aceite y salpimentar. Asar a la parrilla unos 10 minutos.
Distribuir las espinacas en 4 platos y poner encima los filetes de bacalao. Servir con el tomate y los gajos de limón.

Risotto de espinacas y jamón

Lo primero que se debe hacer es verter el caldo en una olla y llevar a ebullición, bajar el fuego y dejar que cueza lentamente mientras prepara el risotto.
Hay que lavar bien las espinacas y trocearlas. Cortar el jamón en tiras finas.
En una cazuela de base gruesa, hay que calentar a fuego medio el aceite y la mantequilla. Sofreir, removiendo, 2 o 3 minutos o hasta que los granos estén transparentes.
Hay que agregar el vino y cocinar 1 minuto o hasta que se haya reducido.
Adicionar el caldo cucharón a cucharón, removiendo tras cada incorporación hasta que el arroz lo embeba.
Subir el fuego a medio para que el líquido borbotee. Cocinar el arroz 20 minutos o hasta que el líquido se haya absorbido y el arroz esté cremoso. Añadir con el último cucharón las espinacas y el jamón.
Sacar el risotto de fuego y agregar el resto de la mantequilla y la nata. Remover bien, añadir el queso y remover hasta que se funda. Sazonar el risotto al gusto y servir enseguida.

Canelones de espinacas y ricota

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 180º C. Hay que llevar a ebullición agua con un poco de sal
en una olla, echar los canelones, dejar que el agua hierva nuevamente, cocinar 6 o 7 minutos o hasta que estén al dente.
Escurrir, pasar bajo el chorro de agua fría y poner sobre un paño limpio.
Mezclar el jamón, las espinacas y la ricota en un robot de cocina. Agregar el huevo y el pecorino y batir. Poner el relleno en un cuenco y sazonar con nuez moscada, sal y pimienta.
Hay que untar con mantequilla una fuente de horno. Poner el relleno en una manga pastelera y rellenar los canelones, ponerlos en una fuente.
En un cazo se debe derretir la mantequilla, echar la harina y cocinar 1 minuto a fuego lento y removiendo. Agregar de a poco la leche, mezclar y dejar que hierva. Bajar el fuego y cocinar 10 minutos, sin dejar de remover. Sacar del fuego, añadir el gruyer y salpimentar.
Verter la salsa sobre los canelones, cubrir la fuente con papel aluminio y hornear 25 minutos. Servir.

Ravioles de espinacas y ricota

Lo primero que se debe hacer es escaldar las espinacas en agua hirviendo un minuto, escurrir bien y picarlas.
Se debe tamizar la harina sobre el recipiente de la batidora, agregar las espinacas, la sal, los huevos y el aceite, y
mezclar hasta que empieze a formarse una masa.
Espolvorear la superficie de trabajo con harina y amasar la mezcla con las manos hasta lograr una masa fina. Cubrir
y dejar reposar como mínimo media hora.
Para hacer el relleno, lavar las espinacas y cocinar cinco minutos sólo con el agua que han retenido. Escurrir, dejar
enfriar y picar. Batir la ricota y agregar las espinacas, el parmesano y la mitad del huevo. Sazonar con nuez moscada y pimienta.
Dividir la masa en dos partes y extenderlas por separado sobre la superficie enharinada. Repartir los monotoncitos de relleno
sobre una lámina de masa formando hileras separadas y pintar los espacios vacios con huevo batido.
Cubrir con la otra lámina de masa, presionar entre los montoncitos para eliminar el aire y recortar la masa en cuadrados.
Dejarlos reposar 1 hora sobre un paño de cocina enharinado.
Cocinar los raviolis 5 minutos en agua con sal, sacarlos, escurrirlos y pasarlos a una fuente. Servir con el parmesano rallado.

Fettuccine con espinacas y anchoas

Lo primero que se debe hacer es sacarle a las espinacas la parte dura de los tallos, poner las hojas bajo el agua fría y colocarlas en una olla.
Tapar y cocinar las espinacas sólo con el agua retenida a fuego vivo hasta que estén tiernas. Agitar la olla a veces.
Escurrirlas bien, reservar y mantener calientes.
Hay que hervir abundante agua con un poco de sal en una olla grande, echar los fettuccine, dejar que hierva nuevamente el agua y cocinar 9 minutos o hasta que estén al dente.
Calentar en una cacerola 4 cucharadas de aceite de oliva y freír los piñones hasta que estén dorados, retirar y reservar.
Dorar en la misma cacerola el ajo y agregar las espinacas y las anchoas, dejar 2 o 3 minutos removiendo, añadir nuevamente los piñones.
Escurrir la pasta, regar con el resto del aceite y poner en una fuente precalentada.
Repartir la mezcla de anchoas y espinacas sobre los fettuccine, remover y servir.

Tartaletas de queso feta y espinacas

Lo primero que se be hacer es en engrasar seis moldes acanalados con base desmontable para tartaletas con mantequilla.

Se debe dividir en 6 partes la masa, extenderla sobre una superficie enharinada y ponerlas en los moldes.

Pasar un rodillo por los bordes para sacar el exceso de masa.

Recortar 6 pedazos de papel vegetal y poner un trozo sobre cada tartaleta, colocar encima las judías secas y meterlas media hora en el frigorífico.

Hay que hornear las bases de las tartaletas 10 minutos en el horno precalentado a 200º C, sacar las judías y el papel.

Se deben escaldar las espinacas en agua hirviendo un minuto, escurrir y presionar para sacar el agua y picarlas.

En una sartén fundir la mantequilla y rehogar allí las espinacas, salpimentar.

Agregar la nata y las yemas de huevo. Desmenuzar el queso feta y repartir en las tartaletas. Poner encima la crema de espinacas y hornear diez minutos.

Poner arriba los piñones y hornear cinco minutos más. Adornar con tomates cereza y ramitas de perejil. Servir.

Moldeado de espinaca

Lo primero que se debe hacer para realizar este plato es mezclar la crema de leche, la espinaca, la ricota, el perejil y el atún. Salpimentar y reservar.
En la licuadora hay que poner los huevos, la leche, la manteca y el queso rallado (reservar dos cucharadas para luego). Licuar y salpimentar.

Pizzas de miniatura con espinaca y tomate

Para preparar la masa, hay que poner el agua en un bol, echar la levadura y el azúcar y dejarlo en un sitio templado 15 minutos o hasta que la mezcla esté espumosa.
Se debe tamizar la harina y la sal sobre un cuenco. Hacer un hoyo en el centro y verter la mezcla de levadura.
Trabajarla con las manos hasta que se separe de las paredes. Pasarla a una superficie de trabajo enharinada y amasarla 10 minutos o hasta que esté elástica.
Hay que formar una bola y ponerla en un cuenco limpio. Cubrirla con un paño humedecido y dejarla en un sitio templado 1 hora o hasta que doble su volumen.
Calentar el aceite en una sartén grande y freír allí la cebolla hasta que esté blanda pero sin dorarse. Echar el ajo y freírlo 30 segundos.
Agregar el tomate y sofreírlo 5 minutos, removiendo. Añadir las espinacas y cocinarlas hasta que pierdan su tersura. Salpimentar.
Precalentar el horno a 200°C. Untar con aceite varias placas de horno.
Hay que poner la masa sobre una superficie de trabajo enharinada y amasarla 2 o 3 minutos. Extenderla fina con el rodillo y, con un cortapastas liso de 6 cm. de diámetro, cortar 32 redondeles.
Ponerlos en las placas engrasadas. Cubrir las pizzas con la mezcla de tomate y los piñones. Rociarlas con aceite y hornearlas de 10 a 15 minutos.

Empanadillas de espinaca

Lo primero que debe hacer es precalentar el horno a 180°C. Untar 2 bandejas para el horno con un poco de aceite de oliva.
Se debe desechar la parte más dura de los tallos de las espinacas y trocearlas.
Calentar el aceite de oliva en una sartén grande y freír las espinacas, tapadas, a fuego lento y agitando la sartén de vez en cuando, durante 3 minutos.
Incorporar el ajo y las anchoas escurridas y troceadas y rehogar todo junto, sin tapar, 1 minuto más. Retirar la sartén del fuego
Escurrir las pasas (previamente remojadas en agua caliente 10 minutos), picarlas y añadirlas a las espinacas junto con los piñones.
Salpimentar la mezcla y dejarla enfriar.
Se debe extender la pasta de hojaldre sobre una superficie espolvoreada con harina hasta que tenga unos 3 mm. de grosor.
Con un cortapastas de unos 7,5 cm. de diámetro, hay que cortar varios círculos. Juntar los restos, volver a extender la pasta y cortar más círculos.
Hay que poner un poco de relleno de espinacas con una cuchara en cada círculo.
Se deben humedecer los bordes con agua, doblar para formar medias lunas y presionar los bordes para que queden bien sellados.
Hay que colocar las empanadillas en las bandejas preparadas y pintarlas con el huevo batido.
Finalmente hornearlas 15 minutos o hasta que estén doradas. Servir calientes.