Tiramisú con chocolate y cerezas

Lo primero que se debe hacer es poner el café frío en una jarra y agregar el aguardiente de cereza. Extender la mitad de los bizcochos en la base de una fuente y verter por encima la mitad del café.
En un cuenco hay que mezclar el mascarpone con la nata y el azúcar. Extender la mitad de esa crema sobre los biscochos empapados y después esparcir la mitad de las cerezas.
Extender el resto de los bizcochos, empapar con el resto del café y esparcir la otra mitad de las cerezas.
Terminar con la capa de la crema mascarpone. Esparcir por encima las virutas de chocolate y cubrir la fuente con film transparente. Dejar el tiramisú en el frigorífico 2 horas como mínimo.
Antes de servir sacarlo del frigorífico y decorara con cerezas enteras.

Pastel de chocolate

Lo primero que se debe hacer es poner las pasas en un bol con el zumo de naranja y dejar en remojo unos 20 minutos. Forrar con papel vegetal un molde desmontable, engrasar el papel.

Hay que derretir la mantequilla con el chocolate en un cazo a fuego medio removiendo. Sacar del fuego y dejar que se enfríe.

Batir el huevo con el azúcar y la vainilla en una batidora 3 minutos, agregar el chocolate.

Tamizar sobre la crema la harina, la almendra molida, la levadura y la sal. Agregar las pasas, la ralladura de naranja y las almendras troceadas y mezclar todo bien.

Verter la pasta en el molde y alisar. Cocinar el pastel en el horno precalentado a 180° C 40 minutos.

Dejar que se entibie en el molde 10 minutos, sacar y poner sobre una rejilla metálica para que se enfríe.

Espolvorear con azúcar glas y servir.

Pastel de mousse de chocolate a la naranja

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 180º C. En un cuenco hay que batir el azúcar con la margarina.

Verter de a poco e huevo, batiendo tras cada adición.

Tamizar en otro cuenco la harina, la levadura y el cacao, poner la mitad de esta mezcla en el cuenco del huevo. Remover, agregar la otra mitad y mezclar.

Poner la masa en un molde redondo de base extraíble y alisar la superficie.

Hornear 20 minutos y dejar enfriar en el molde. Por otra parte hay que fundir el chocolate a baño maría, dejar enfriar, agregar la ralladura y el zumo de naranja y las yemas.

Se deben montar las claras a punto nieve en un bol. Echar una cucharada grande de la clara montada en la mezcla de chocolate y remover, agregar el resto.

Poner el mousse sobre el pastel y alisar la superficie. Dejar enfriar en el frigorífico, sacar las paredes del molde y decorar el pastel. Servir.

Bizcocho de chocolate y moca

Lo primero que se debe hacer es engrasar un molde cuadrado y forrar la base con papel vegetal.

Hay que derretir el chocolate y la margarina al baño maría a fuego lento. Remover a veces hasta que el chocolate y la margarina se fundan.

Sacar del calor y dejar entibiar. Agregar el café y la esencia de vainilla, remover.

Adicionar la almendra y el azúcar. Batir en otro cuenco las yemas y echar a la mezcla de chocolate.

Precalentar el horno a 180º C. Montar las claras a punto nieve en un cuenco. Echar una cucharada grande de la clara en la mezcla de chocolate y remover. Agregar el resto y mezclar.

Poner la masa en el molde preparado y hornear 40 minutos. Dejar enfriar en el molde, desmoldar, tirar el papel y cortar en 12 porciones. Servir.

Bizcocho de chocolate con frutas secas

Lo primero que se debe hacer es engrasar con mantequilla y forrar con papel vegetal un molde.

Hay que poner en un cazo las ciruelas y los dátiles y echar el zumo de manzana. Llevar a ebullición, tapar y cocinar a fuego lento 10 minutos, triturar y dejar enfriar.

Precalentar el horno a 180º C. Poner en un cuenco el puré de fruta, echar el huevo, el azúcar, la esencia de vainilla y remover.

Tamizar en el cuenco el chocolate, el cacao y la harina, agregar las pepitas de chocolate y mezclar bien.

Poner la mezcla en el molde preparado y alisar la superficie. Hornear media hora, cortar en doce porciones y dejar enfriar 10 minutos en el molde.

Dejar sobre una rejilla metálica para que se enfríen completamente.

Para realizar la alcorza hay que tamizar el azúcar en un bol y mezclar con el agua justa y la esencia de vainilla.

Decorar con la alcorza y dejar reposar. Espolvorear con chocolate en polvo y servir.

Muffins de chocolate sin azúcar

Lo primero que se debe hacer es engrasar con aceite un molde múltiple para doce muffins. Hay que tamizar en un cuenco la harina, la levadura, el cacao y la pimienta inglesa.
Precalentar el horno a 200º C. En otro cuenco hay que batir los huevos y el aceite. Agregar el zumo de naranja, la ralladura y los arándanos.
Mezclar esta preparación con la de harina sin remover mucho.
Poner la masa en los moldes, llenar sólo las 2/3 partes. Hornear 20 minutos, sacarlos y servir calientes o fríos.

Zuccherini

Lo primero que se debe hacer son los moldes de chocolate. Para ello hay que poner en un cuenco refractario el chocolate negro y poner ese cuenco sobre una cazuela con agua hirviendo a fuego lento.
Remover el chocolate hasta que se funda sin que quede muy líquido, sacar del fuego.
Revestir con un pincel el interior de 12 moldes de papel doble para muffins con el chocolate fundido. Dejarlos en el frigorífico 8 horas o toda la noche.
Para realizar el mousse hay que poner el chocolate y el café en un bol refractario sobre una cazuela con agua hirviendo.
Remover hasta que el chocolate se funda y sacar del fuego. Dejar enfriar un poco la mezcla y agregar las yemas y el licor.
Montar las claras a punto de nieve en otro bol. Agregar la mezcla de chocolate y dejar que se enfríe.
Sacar los moldes del frigorífico y retirar los moldes de papel. Poner los amaretti desmenuzados en los moldes de chocolate y echar después el mousse. Dejar en el frigorífico como mínimo media hora.
Antes de servir hay que montar la nata y con una manga pastelera dibujar una estrella sobre cada pastel.
Decorar la mitad de los zuccherini con el cacao y la otra mitad con granos de café, servir.

Muffins de triple chocolate

Lo primero que se debe hacer es forrar con doce moldes de papel de aluminio un molde múltiple para muffins.

Se debe tamizar en un cuenco la harina, el cacao, la levadura y el bicarbonato. Agregar las pepitas de chocolate negro y blanco, remover.

Precalentar el horno a 200º C. Poner en otro cuenco el huevo, la nata, el azúcar y la mantequilla derretida y mezclar bien. Mezclar esta preparación con la de harina.

Hay que poner la masa en los moldes y hornear los muffins 20 minutos, sacarlos del horno y servir calientes o fríos.

Muffins con vetas de chocolate

Lo primero que se debe hacer es forrar con 21 moldes de papel un molde múltiple para magdalenas.

En un cuenco hay que poner la margarina, el azúcar, el huevo, la harina y la leche, batir con batidora hasta que la masa sea homogénea.

Precalentar el horno a 180º C. Poner la masa en dos cuencos. En uno de ellos echar el chocolate fundido y mezclar bien. Con una cucharilla verter media cucharadita de la mezcla de chocolate y otra media de la mezcla normal en cada molde, repetir la operación hasta tener un total de cuatro medias cucharaditas en cada molde.

Hornear los muffins aproximadamente 20 minutos, dejar enfriar sobre una rejilla metálica y servir.

Tartaletas de chocolate

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 200º C. Extender la pasta con el rodillo y forrar con ella 4 moldes acanalados para tartaletas de 12 cm de diámetro y base extraíble.

Hay que cubrir los moldes con papel vegetal y rellenar con algún peso.

Colocar los moldes en una bandeja refractaria y hornear 5 minutos, sacar el papel y el peso y hornear 5 minutos más. Sacar los moldes del horno y dejarlos en la bandeja. Disminuir la temperatura del horno a 180º C.

En un bol sobre un cazo con agua hirviendo poner el chocolate, echar la mantequilla y la nata, y remover hasta que se derrita. Sacar del bol del calor.

En un cuenco hay que batir el huevo y el azúcar. Batir la mezcla de chocolate fundido y agregarla a la de huevo. Poner el relleno en las tartaletas y meterlas en el horno 15 minutos.

Dejarlas enfriar sobre una rejilla metálica, espolvorear con cacao, decorar con espirales de chocolate y servir con nata.

Tartaletas de chocolate blanco

Lo primero que se debe hacer es poner en un bol la harina y el azúcar, agregar la mantequilla y amasar hasta que parezca pan rallado.

Hay que batir en otro bol las yemas con al agua, unir las dos preparaciones bien.

Envolver en film transparente y dejar 20 minutos en el frigorífico.

Precalentar el horno a 200º C. Poner la masa sobre una superficie de trabajo enharinada y forrar con ella doce moldes para tartaletas.

Pinchar la base con un tenedor, cubrir los moldes y refrigerar 12 minutos.

Hay que forrar los moldes con papel vegetal, poner encima algún peso y hornear 10 minutos. Sacar el peso y el papel, dejar en el horno 5 minutos más y dejar enfriar.

Para realizar el relleno hay que partir la vaina de vainilla a lo largo y raspar las semillas con un cuchillo. Echar en un cazo con la nata y llevar a ebullición.

En un cuenco refractario poner el chocolate y verter por encima la crema caliente, remover bien. Batir con la batidora hasta que espese.

Meter en el refrigerador la preparación durante media hora y seguir batiendo hasta que se formen picos suaves.

Poner el relleno en las tartaletas y dejar refrigerar media hora. Adornar con virutas de chocolate y espolvorear con cacao. Servir.

Pastel crujiente de chocolate sin hornear

Lo primero que se debe hacer es forrar el molde para bizcocho de 18 cm de lado con papel vegetal.

Hay que poner en un cuenco el chocolate negro con la mantequilla, el jarabe y poner el cuenco sobre una cazuela con agua ligeramente hirviendo. No dejar de remover hasta que los ingredientes estén derretidos y mezclados.

Se deben romper las galletas en trocos pequeños y ponerlas en la mezcla del chocolate con los cereales de arroz, las nueces y las cerezas.

Poner la masa en el molde y alisar la superficie, meter el bizcocho en el frigorífico y dejar enfriar 2 horas.

Fundir el chocolate blanco y verter sobre el pastel en forma decorativa, dejar reposar.

Desmoldar el pastel, sacar el papel y cortar en cuadrados, servir.