Ratatouille al horno con patatas

Lo primero que se debe hacer es hornear las patatas ne horno precalentado a 200°C media hora, sacar del horno y cortar en gajos.
Para realizar la marinada hay que poner en un cuenco todos los ingredientes y mezclar bien con la varillas de una batidora.
En un cuenco poner las patatas con la berenjena, la cebolla, el pimiento y el calabacín, echar la marinada y mezclar.
Poner las verduras en una fuente refractaria y asar entre 25 y 30 minutos. Agregar los tomates 5 minutos antes de finalizar la cocción.
Mezclar en un bol el queso fresco con la miel y el pimentón. Servir las verduras con la salsa de queso aparte y espolvorear con el perejil.

Ensalada de hortalizas con mozzarella

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 190°C. Poner en una bandeja refractaria los trozos de batata y sazonar con el aceite, el ajo y pimienta. Asar en el horno precalentado media hora.
Precalentar el grill a temperatura alta. Poner la berenjena y las tiras de pimiento en la bandeja del horno y asar 10 minutos dándole vuelta a veces.
Para preparar el aliño hay que mezclar en un bol el vinagre, el ajo y el aceite. Agregar el chalote y las hierbas aromáticas y sazonar con pimienta.
Repartir las hojas de ensalada variadas en los platos y disponer encima las hortalizas y la mozzarella. Aliñar todo y servir con pan integral.

Tajín de berenjena

Lo primero que se debe hacer es precalentar el gratinador a temperatura media. Hay que untar los dados de berenjena con una cucharada de aceite y ponerlos en la bandeja de horno. Asarlos 20 minutos removiendo a veces.
Hay que calentar el aceite restante a fuego medio en una sartén, agregar la cebolla y freír, removiendo a veces 8 minutos. Añadir la zanahoria, el ajo y los champiñones, remover 5 minutos más. Adicionar las especias y sin dejar de remover rehogar un minuto más.
Agregar el tomate y el caldo, mezclar y añadir el concentrado, llevar a ebullición y cocinar a fuego lento 10 minutos. Adicionar la berenjena, los orejones y los garbanzos, tapar a medias la cazuela y cocinar 10 minutos más.
En una cazuela hay que verter el caldo y llevar a ebullición. Agregar la polenta de a poco, sin dejar de remover. Cocinara fuego bajo uno o dos minutos. Servir el tajín con la polenta decorado con el cilantro.

Pisto rústico asado

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 200° C y asar las patatas media hora, cortarlas en gajos.

Poner todos los ingredientes del adobo en un bol y mezclar con la batidora.

Hay que colocar las patatas en un cuenco junto con la berenjena, la cebolla, el pimiento y el calabacín. Verter por encima el adobo y mezclar.

Pasar las hortalizas a una fuente y asar en el horno media hora, 5 minutos antes de que termine la cocción agregar los tomates.

Mezcla el queso cremoso, la miel y el pimentón en un bol. Espolvorear las hortalizas con perejil picado y servir con la salsa de queso fresco.

Musaka de hortalizas asadas

Lo primero que se debe hacer es poner en una fuente para horno la berenjena, el calabacín, la cebolla, el pimiento y el ajo. Regar con el aceite las hortalizas, mezclar bien, espolvorear con el tomillo y salpimentar a gusto.

Asar en el horno precalentado a 220° C aproximadamente 35 minutos, removiendo a veces.

Batir los huevos con el yogur y salpimentar. Una vez que las hortalizas estén listas hay que disminuir la temperatura del horno a 180° C.

Poner la mitad de la verdura en una sola capa en una fuente. Extender por encima el tomate con su jugo, agregar el resto de las hortalizas.

Verter por encima la mezcla de huevo y yogur y el queso de feta desmenuzado.

Hornear aproximadamente 1 hora, servir.

Gratén de berenjenas

Lo primero que se debe hacer es calentar el aceite en una sartén a fuego medio y sofreír la cebolla 5 minutos. Agregar el ajo y sofreír unos segundos. Pasar el sofrito a un plato. En la misma sartén hay que sofreír en tandas las rodajas de berenjena.

Poner las rodajas de berenjena en una fuente para horno llana, espolvorearlas con parte del perejil y el tomillo, salpimentar. Adicionar una capa de cebolla, tomate y mozzarella y esparcir más perejil, tomillo, sal y pimienta.

Seguir realizando las capas con los demás ingredientes y terminar con una capa de berenjena. Espolvorear con parmesano. Cocinar la preparación, sin taparla, en el horno precalentado a 200° C aproximadamente media hora. Servir muy caliente.

Musaka

Lo primero que se debe hacer es freír las berenjenas en una sartén por tandas. Reservar.
En la sartén hay que poner la carne y sofreír unos 5 minutos sin dejar de remover. Agregar la cebolla y el ajo y seguir sofriendo y removiendo otros 5 minutos. Añadir el tomate, el perejil, sal y pimienta, llevar a ebullición y cocinar a fuego lento 20 minutos.
Extender la mitad de las lonchas de berenjena en una capa en una fuente para horno, verter el sofrito y cubrir con el resto de las berenjenas.
En un bol hay que batir los huevos, agregar el yogur y salpimentar. Verter la mezcla en la fuente y esparcir por encima el queso rallado.
Cocinar la musaka en el horno precalentado a 180° durante 45 minutos. Servir.

Baba ghanoush

Lo primero que se debe hacer es precalentar el horno a 200º C. Hay que asar las berenjenas en la bandeja del horno 25 minutos, agregar el ajo y asar otros 15 minutos.
Hay que partir la berenjena por la mitad a lo largo y con una cuchara sacar la pulpa. Poner en el robot de cocina con el ajo pelado, las especias, la pasta de sésamo, el zumo de limón y el aceite. Triturar y salpimentar.
Pasarlo a una fuente y reservar tapado.
En un cuenco hay que tamizar los dos tipos de harina, la levadura y la sal, agregar la mantequilla con los dedos y trabajar. Añadir el sésamo y el agua.
Primero mezclar con una cuchara de madera y luego con las manos.
Amasar la pasta hasta que esté suave, hacer 6 porciones y formar bolas, envolverlas en film transparente y dejar media hora en el frigorífico.
Estirar las bolas de masa con las manos en círculos. Calentar una plancha engrasada a fuego medio y asar las tortas dos minutos por lado. Servir calientes con el baba ghanoush.

Berenjenas con pasta

Lo primero que se debe hacer es poner en una cacerola el caldo de verduras, el vinagre de vino blanco y el vinagre balsámico y llevar a ebullición a fuego lento.
Agregar dos cucharaditas de aceite de oliva y la ramita de orégano y dejar la mezcla un minuto en el fuego. Añadir las rodajas de berenjena a la cacerola, sacar del fuego y dejar reposar diez minutos.
Por otra parte hay que preparar el adobo. Para ello hay que mezclar en un cuenco el aceite de oliva, el ajo, el orégano, la almendra, el pimiento, el zumo de lima y el zumo y raspadura de naranja, salpimentar.
Sacar las rodajas de berenjena de la cacerola con una espumadera y escurrir bien. Sumergir en el adobo y dejar marinar en el frigorífico
durante 12 horas.
Hay que poner a hervir bastante agua con un poco de sal en una olla, echar la mitad del aceite de oliva restante y la pasta. Dejar que el agua
hierva nuevamente, cocinar los linguine 9 minutos o hasta que estén al dente.
Escurrir bien la pasta y rociar con el resto del aceite. Poner los linguine en una fuente con las rodajas de berenjena y el adobo y servir.

Tartaleta de berenjena, pesto y jamón curado

Lo primero que se debe hacer es extender la masa sobre una superficie enharinada y dividirla en 6 partes.

Extender cada parte en círculos y ponerlos en dos bandejas para horno.

Hay que untar las rodajas de berenjena con dos cucharadas de aceite de oliva y freírlas por tanda en una sartén antiadherente.

Repartir las rodajas de berenjena entre las bases de masa, dejando un borde.

Poner las lonchas de muzzarella encima y unas cucharadas de pesto.

Rociar con aceite de oliva y sazonar con pimienta.

Untar los bordes de la masa con la yema de huevo y cocinar las tartaletas en horno precalentado a 190º 15 minutos.

Sacar y poner una loncha de jamón curado encima de cada una y servir.

Berenjenas maceradas

Primero hay que hacer 2 o 3 cortes en la pulpa de las berenjenas y ponerlas boca abajo en una fuente para el horno.
Salpimentarlas, verter el aceite de oliva por encima y espolvorearlas con el ajo, el perejil y el tomillo.
Taparlas y dejarlas macerar a temperatura ambiente durante 2 o 3 horas.

Precalentar el horno a 180°C. Retirar la tapadera de la fuente y asar las berenjenas al horno durante 45 minutos.
Transcurrido ese tiempo, sacar la fuente del horno y darles la vuelta a las berenjenas. Mojarlas en el jugo de la cocción y rociarlas con el zumo de limón.
Meterlas nuevamente en el horno y asarlas 15 minutos más.
Servir las berenjenas calientes o templadas en platos individuales, bañadas con el jugo de la cocción.

Puré de berenjena

Primero hay que cortar la berenjena en trozos gruesos y espolvorearla con sal.
Hay que dejarla reposar durante media hora, enjuagarla con agua y secarla.
Hay que calentar en una sartén grande, 4 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio. Echar los trozos de berenjena en la sartén y freírlos por todos los lados hasta que estén blandos y se empiecen a dorar.
Retirarlos de la sartén y dejarlos enfriar.
Calentar el resto del aceite de oliva en la sartén. Añadir la cebolleta y el ajo y freírlo durante 3 minutos o hasta que la cebolleta se ablande.
Retirarlo del fuego y ponerlo aparte, junto con la berenjena, para que se enfríe.
Hay que poner todos los ingredientes en el recipiente de una batidora y triturarlos hasta obtener un puré granulado.
Pasarlo a una salsera y espolvorearlo con el perejil. Probar el puré y rectificarlo de sal y pimienta.
Servirlo enseguida o taparlo y dejarlo en el frigorífico hasta unos 15 minutos antes de servirlo, espolvoreado con pimentón dulce y acompañado de rebanadas de pan.