Risotto con albóndigas de cerdo picantes

Lo primero que se debe hacer es remojar el pan en la leche unos 5 minutos y luego escurrir.
Hay que mezclar el pan, la carne, el ajo, la cebolla, la pimienta y la sal en un cuenco. Agregar el huevo y remover bien. Realizar con la masa unas albóndigas. Calentar el aceite de maíz en una sartén a fuego medio y dorar las albóndigas por tandas. Escurrirlas y reservarlas.
Colocar el tomate, la pasta de tomate, el orégano, el hinojo y el azúcar en una cazuela. Agregar las albóndigas y llevar a ebullición a fuego medio, bajar el fuego y cocinar media hora o hasta que la carne esté bien hecha.
Para hacer el risotto, hay que derretir 2 cucharadas de mantequilla con el aceite de oliva en una cazuela profunda a fuego medio. Sofreír la cebolla, removiendo, hasta que empiece a dorarse.
Disminuir el fuego, echar el arroz y sofreír, removiendo, 2 o 3 minutos, o hasta que esté transparente. Verter el vino, remover y dejar que se absorba. Añadir el caldo caliente, un cacillo cada vez, sin dejar de remover hasta que haya sido completamente absorbido y el arroz esté cremoso. Salpimentar.
Agregar las albóndigas al risotto. Sacar del fuego y adicionar el resto de la mantequilla. Remover bien y servir en platos decorados con la salsa de tomate y la albahaca.

Espaguetis con albóndigas

Lo primero que se debe hacer es poner en un plato el pan y cubrir con agua. Dejar 5 minutos en remojo, escurrir y exprimir para sacar el líquido.
Hay que calentar en una cacerola el aceite y freír la cebolla y la mitad del ajo a fuego medio 5 minutos, removiendo.
Añadir el tomate con su jugo, las hojas de albahaca, el concentrado de tomate y el azúcar. Remover y salpimentar.
Una vez que hierva, bajar el fuego al mínimo y dejar cocinar en la salsa 20 minutos, removiendo a veces.
Hay que mezclar el pan con la carne picada en un cuenco, junto con los huevos, el resto de las hierbas y del ajo y ½ cucharadita de sal.
Ir incorporando las albóndigas a la salsa de tomate. Cubrir la cacerola y cocinar media hora a fuego medio.
Por otra parte hay que poner bastante agua hirviendo y un poco de sal en una olla, poner a cocinar la pasta 10 minutos y escurrir.
Hay que pasar los espaguetis a una fuente, colocar las albóndigas en salsa por encima y distribuir dos cucharadas de queso rallado. Servir.

Albóndigas en salsa

Lo primero que se debe hacer para realizar esta comida es picar algunos dientes de ajo y perejil.
Luego hay que unir las dos carnes con esta preparación más un huevo y con esto se deben realizar bolitas.
Hay que enharinarlas y freírlas en un poco de aceite.
Por otra parte hay que rehogar la zanahoria, el pimiento rojo y ajo en una cazuela; una vez que estén doraditos hay que agregar el tomate triturado a la mezcla.
Dejar cocinar y añadir la carne.
Finalmente, luego de unos minutos echar el vino blanco. Dejar que se termine de cocinar. Servir.

Albóndigas en salsa de almendras

Lo primero que se debe hacer es poner el pan en un bol, verter el agua y dejarlo en remojo 5 minutos. Estrujarlo con las manos para retirar el agua y ponerlo en un cuenco seco.
Echar la carne, la cebolla, el ajo, el perejil y el huevo; sazonar con nuez moscada, sal y pimienta. Mezclarlo muy bien.
Poner un poco de harina en un plato. Con las manos enharinadas, formar unas 30 albóndigas del mismo tamaño y rebozarlas en la harina.
Hay que calentar el aceite en una sartén grande y freírlas por tandas 4 o 5 minutos o hasta que estén doradas. Retirarlas y reservarlas.
Para preparar la salsa, hay que calentar el aceite en la misma sartén. Desmenuzar el pan, echarlo en la sartén con las almendras, y freírlos, a fuego lento y removiendo, hasta que estén dorados.
Añadir el ajo y freírlo todo 30 segundos más; verter el vino y dejar que hierva 1 o 2 minutos. Salpimentar y dejar enfriar. Cuando la mezcla de almendras esté fría, pasarla al robot de cocina, verter el caldo y triturarlo hasta obtener una salsa fina. Devolver la salsa a la sartén.
Echar las albóndigas y cocinarlas 25 minutos. Probar la salsa y rectificar la sazón. Pasar las albóndigas con la salsa a una fuente, rociarlas con zumo de limón y decorarlas con perejil picado. Servir con pan.

Albóndigas con salsa de tomate

Lo primero que se debe hacer es calentar una cucharada de aceite en una sartén, a fuego medio, y sofreír la cebolla 5 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que esté tierna pero sin dorarse.
Hay que sacar la sartén del fuego y dejar que se enfríe. Mezclar en un bol la cebolla y la carne con el huevo, el zumo de limón, el comino, la cayena y la menta, sal y pimienta. Se deben amasar bien con las manos los ingredientes hasta obtener una pasta. Freír un poco de pasta para ver si hace falta rectificar la sazón.
Con las manos mojadas, hacer bolitas de unos 2 cm. se deben poner en una fuente y dejarlas en el frigorífico un mínimo de 20 minutos.
Luego hay que calentar un poco de aceite en 1 o 2 sartenes. Freír las albóndigas en una sola capa, sin llenar demasiado la sartén y a fuego medio, unos 5 minutos, hasta que estén doradas por fuera y rosadas por dentro.
Calentar la salsa de tomate y pimiento a fuego lento y servir con las albóndigas.

Albóndigas a la pomarola

Para realizar este plato primero vamos a ocuparnos de la salsa. Para ello hay que poner aceite en una cacerola, añadir cebolla y rehogar hasta que esté transparente.
Agregar el laurel y el orégano, añadir el tomate triturado y salpimentar.
Cocinar hasta que el tomate esté tierno, retirar y reservar.
Ahora hay que hacer las albóndigas. Para ello hay que poner la carne, la cebolla, el ajo, la albahaca, el perejil, el huevo y la miga de pan en un recipiente.
Salpimentar y agregar el queso rallado. Mezclar todos los ingredientes hasta lograr una pasta homogénea.
Hay que agarrar porciones de la mezcla y hacer las albóndigas con las manos.
Se deben pasar por harina y ponerlas en la cacerola que tiene la salsa pomarola.
Cocinar tapado a fuego lento aproximadamente 25 minutos.
Retirar, espolvorear con perejil picado y servir.

Albóndiga grande de carne rellena

Lo primero que se debe hacer es poner en un recipiente las carnes y mezclar. Hay que añadir la clara, los dientes de ajo, la cebolla, la harina y el perejil y salpimentar. En otro bol hay que mezclar las nueces con la ricota. Se debe poner una parte de la mezcla de carnes sobre el papel de aluminio. Sobre la misma colocar la ricota y las nueces dejando un borde libre.

Hay que cubrir con otra parte de carne y sellar bien.

Se debe espolvorear con pan rallado y envolver en papel de aluminio.

Hay que ponerla en una fuente apta para horno y realizar otro albondigón.

Meter a horno precalentado a temperatura caliente durante 40 minutos, sacar el papel y llevar al honro 10 minutos. Retirar y servir.

Albóndigas de carne rellenas de queso fresco

Lo primero que se debe hacer es poner en un bol la carne, añadir la cebolla, el huevo, el perejil, el pan y salpimentar.
Hay que trabajar esta mezcla con las manos hasta unir y formar una pasta y dividirla en 6 porciones, con las que hay que formar albóndigas.
Aplanar y poner en el centro una rodaja de queso fresco. Cerrar y aplanar con las manos.
Desligar los huevos y pasar por allí las albóndigas y luego por el pan rallado.
Poner aceite en una sartén y llevar a fuego moderado y dorar los albondigones.
Añadir el ajo y la cebolla y cocinar unos minutos.
Añadir el puré de tomate y el azúcar y dejar que la preparación hierva.
Bajar el fuego y dejar cocinar 20 minutos.
Condimentar, retirar y servir.

Albóndigas de pollo

Lo primero que se debe hacer para realizar este plato
es poner la pechuga de pollo, sin hueso, sin piel y picada en un recipiente junto con la manteca, la clara, la miga de pan remojada en leche y escurrida, el perejil y el ajo. Salpimentar y mezclar bien.
Con esto hay que formar las albóndigas y pasarlas por pan rallado en forma pareja.
Hay que ponerlas en una asadera untada con aceite, rociarlas con un poco de aceite y meterlas al horno precalentado a fuego moderado durante aproximadamente media hora.

Arroz con albóndigas de soja

Lo primero que se debe hacer es remojar la soja y hervir, escurrir y procesar hasta formar una pasta. Pero cuidado, se debe hacer la noche anterior.
Hay que hervir el arroz, pelar los tomates y cortarlos en cubitos chicos.
También hay que hervir las zanahorias y luego procesar y picar las cebollas. Hay que cortar el pimiento y las cebollitas en trocitos chicos.
Se debe picar el perejil, el apio y el ajo.
Hay que colocar en un bol la soja y el arroz y mezclar junto con las verduras.
También agregar las especias, el queso rallado y los huevos, mezclar y sumar la harina o el pan rallado hasta que la pasta se ponga mas o menos dura.
Hay que agarrar porciones y formar albondiguitas.
Luego hay que ponerlas en una fuente para llevar luego a la heladera y finalmente cocinar en una sartén.

Albóndigas con Champiñones

Lo primero que hay que hacer es mezclar muy bien la carne con los huevos, la pimienta, el jamón, la sal, y el bacón en pedazos pequeños y la miga de pan.
Luego hay que preparar las albóndigas, pasarlas por harina y freírlas.
Por otra parte hay que freír en aceite la cebolla picada y después agregar la salsa de tomate. Se debe rehogar y agregar las albóndigas fritas.
Añadir el vino blanco y los champiñones.
Condimentar y cocinar a fuego suave durante 30 minutos.
Servir y decorar a gusto.

Albóndigas con salsa agridulce

Primero hay que preparar las albóndigas mezclando la carne con el ajo y perejil picados, el huevo batido, pan rallado, sal y pimienta.
Hay que hacer unas bolitas, pasarlas por harina, dejarlas reposar 1/2 hora y freírlas.
Después hay que disolver la maicena en dos cucharaditas de agua fría y calentar los demás ingredientes de la salsa.
Cuando el azúcar esté disuelto, retirar la salsa del fuego y añadir la maicena. Dejar que vuelva a hervir, sin parar de remover.
Añadir las albóndigas para calentarlas. Servir enseguida.