Pan blanco casero

Ingredientes para preparar la receta

  • 2 cucharaditas de salpan-blanco-casero
  • Leche tibia
  • 400 grs. de harina
  • 1 cucharada de levadura de cerveza
  • Agua tibia
  • 50 grs. de margarina
  • 50 grs. de azúcar molida

Como se prepara la receta
Primero se debe disolver la levadura en un poco de agua tibia hasta obtener una pasta espesa y dejar en un lugar templado durante 10 minutos.
Luego hay que mezclar en un recipiente enlozado la margarina, el azúcar, la sal, la levadura disuelta y agregar, poco a poco, la leche para integrar los ingredientes.
Añadir la harina poco a poco y trabajar con las manos. Colocar el bollo de masa en un bol engrasado, dejar leudar hasta que aumente al doble de su volumen.
Luego hay que volcar sobre la mesada enharinada, quitar el aire y dar forma ovalada, dejar leudar en lugar templado, hacer cortes con un cuchillo filoso en la superficie en forma diagonal, pintar con la leche, colocar en una placa y llevar a horno caliente hasta que esté dorado.

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. victor gonzalez dice:

    gracias por la receta. es sensilla de aplicar y sobre todo sencilla de entender.

  2. ANTONIO dice:

    me gustaia me pudieran decir donde puedo comprar buena harina y levadura panadera
    para hacer el pan en panificadora casera un saludo

  3. admin dice:

    No podemos decirte, eso dependerá de tu ciudad

    Saludos

  4. Lucas dice:

    Hola gracias por la receta… quiero hacerla pero antes quiero confirmar la cantidad de leche y de agua porque en la receta no se indica cantidades. Muchas gracias por la información.

    Saludos

  5. Italo Morello dice:

    Gracias por la receta.Yo suelo pintar antes de hornear(acà en Colombia le decimos embolar) con clara de huevo a la nieve en vez de leche. Y la pregunta de Lucas es interesante.Lucas usa discrecionalmente ambos ingredientes, para que ni quede demasiado rìgido ni demasiado blando.Trial and error, como dicen los gringos, ensayando,ensayando se logra.Bueno, no siempre: tengo una prima que ensayò y ensayò y nunca aprendiò, pero caramba, le tocò a ella sola criar los cinco muchachitos.Suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *